Nos vemos en el Being One Forum, en la mesa redonda sobre Empresa Consciente

Mesa Redonda - EC (2)

 

Gestionar en conciencia la empresa… el reto y el aporte de la mujer a nuestras organizaciones. ¡Ven a conocer cómo algunas ya lo estamos haciendo!

Madrid (España) · 13 de Mayo 2017 · 12h.

 

Anuncios
Publicado en cuarto sector, inspiración, red simbiótica de empresas | Deja un comentario

Despertando… por fases

496bd1e952089b7e251c98dc97e235a4

Es indudable que “lo femenino” está despertando, en el mundo en general y en particular en la mujer, que es el canal natural para arraigar y manifestar el Principio Femenino.

Después de unos cuantos años trabajando con y acompañando mujeres, constatamos que hay un proceso en ese despertar, unas fases que se van cubriendo a medida que cada mujer amplía su marco de referencia y evoluciona internamente.

Son las fases que describimos a continuación.

 

Fase I – Somos inferiores a los hombres

Lamentablemente esta es la realidad para una gran parte de las mujeres que, conscientemente o no, se ubican en una posición de inferioridad respecto al hombre. No tiene que ver con “saber” que somos iguales (que en el mundo occidental aparentemente eso está sabido, intelectualmente por lo menos, aunque la realidad sea otra) sino desde qué lugar nos expresamos. Vemos que incluso muchas adolescentes y jóvenes de este supuesto mundo desarrollado están en ese lugar de inferioridad cuando inconscientemente perpetúan todos aquellos estereotipos rancios… Es el día a día de millones de mujeres, una realidad que no está en absoluto superada (ni tan sólo en las culturas aparentemente más avanzadas), por mucho que queramos creer que sí.

Fase II – Somos iguales a los hombres

En esta fase ya hay un posicionamiento consciente en un lugar de igual a igual con el hombre. Reivindicamos ese lugar, reclamamos los mismos derechos, exigimos las mismas oportunidades, protestamos cuando no podemos gozar de las mismas libertades, etc. Y lo hacemos desde la colectividad del grupo, quizás porque sentimos que necesitamos la fuerza del grupo para contrarrestar la inercia histórica del patriarcado. Sin embargo, en esta fase nos mantenemos en la trampa de la dualidad donde reaccionamos a la realidad con una fuerza igual y de sentido opuesto… que nos lleva a obviar trágicamente lo que somos verdaderamente.

Fase III- Soy distinta al hombre

Aquí me doy cuenta que, a pesar de gozar de los mismos derechos, oportunidades, libertades, etc. que los hombres, no es suficiente. Y no lo es porque de lo que se trata es de honrar lo que yo soy en esencia, mi esencia como mujer, que es distinta de la esencia de un hombre. Ni mejor ni peor, ni superior ni inferior. Sólo distinta. Y siento que esa diferencia necesita su espacio de expresión también. Aquí es donde empiezan a aparecer opiniones discrepantes con la ortodoxia feminista incluso.

Fase IV – Me doy mi espacio para “mis cosas”

Como consecuencia inevitable de reconocer mi verdadera esencia, en esta fase creo un espacio interno (y, en el mejor de los casos, también externo) donde vivo mi propia experiencia de “ser mujer”, lo que eso significa para mí. Empiezo a escucharme internamente, me acompaño de objetos que me recuerdan lo que soy y me inspiran, me mimo con esas cosas que siento me hacen bien, me permito esos íntimos caprichos o detalles que para mí son importantes, empiezo a conectar conscientemente con los ciclos vitales, curioseo qué hacen otras mujeres en el mundo, etc.

Fase V – Quiero compartir ese espacio con otras mujeres

Con el tiempo me doy cuenta que hay más mujeres con su espacio para sus cosas y conecto con ellas. Nos sentimos bien compartiendo ese lugar donde “sabemos” sin más, donde nos apoyamos y constatamos que no somos tan bicho raro… sino que simplemente eso es lo que es natural para las mujeres. Es un espacio de protección y calidez al que recurrimos muchas veces para recargarnos de nosotras mismas y salir de nuevo al “mundo (que sentimos) hostil” con energía renovada. A veces incluso resulta una fase adictiva, porque me siento tan bien en esos momentos de comunión con otras mujeres que ahí me quedo, enganchada a reuniones, ceremonias, rituales, etc., en la ilusión de que ser mujer es eso que hacemos juntas y ya.

Fase VI – Me puede la curiosidad por saber qué soy

Pero… ¿qué hay detrás de esas sensaciones de hermandad profunda y de “confort de alma” cuando comparto con otras mujeres? ¿Qué es lo que hace que eso sea así? En esta fase me invade una curiosidad natural por saber y vivir qué soy en esencia, qué es eso que ha permanecido velado para la mayoría de nosotras, para nuestras madres y abuelas, de dónde nace esa inclinación interior que parecía rara pero que resulta que compartimos todas las mujeres…

Quiero descubrirme, proactivamente. Conectar con eso, recordar, vivirlo plenamente… y quiero hacerlo con otras mujeres, de la mano de mujeres. Aprendo, experimento y vivo que ser mujer brota de nuestra particular manera de percibir y emanar. Empiezo a reconocer mi verdadera capacidad de percepción. Doy mis primeros pasos en la emanación genuina de mi ser.

Fase VII – Manifiesto lo que soy, en cualquier lugar, momento y circunstancia

En este punto soy capaz de llevar conmigo todo el tiempo esa energía de mujer que ya he experimentado conscientemente  (y no sólo únicamente en ciertos encuentros, rituales, momentos…). Sustento esa energía en mi día a día y la manejo en favor del bien común allá donde esté. Pierdo el miedo a la profundidad y amplitud de ser yo misma en cualquier lugar y circunstancia. Gano mi lealtad a lo que soy en esencia.

Fase VIII – Busco el despertar de otras mujeres

Y llega un momento en el que me doy cuenta de que si yo puedo, podemos todas. También siento indiscutiblemente que el dolor infligido a una, nos lo infligen a todas. Y sé que ponerle remedio a eso es un trabajo colectivo donde nos mostramos el camino unas a otras simplemente con nuestro ejemplo cotidiano. Anhelo profundamente que tantas mujeres como sea posible tengan la oportunidad de revelarse a sí mismas. Quiero y soy capaz de movilizar y motivar a otras mujeres para que se descubran, y eso hace parte natural de mi propósito vital.

¿Te cuadran estas fases a ti, mujer?

¿En cuál te ubicarías tú?

¿Y cómo podemos ayudarte a dar el paso a la siguiente fase?

Publicado en círculo de mujeres, inspiración, personas, relaciones | Etiquetado , , | Deja un comentario

¿Qué es manifestar el Principio Femenino?

Se siente en el aire que el mundo empieza a estar más receptivo a eso de “lo femenino”, aunque sigue habiendo también mucha duda, indefinición, ignorancia, prejuicios y hasta cierto miedo por lo que eso pueda ser o implicar…

Que este primer post del 2016 sirva para aclarar de qué se trata y de qué no se trata, para qué sirve (siempre tan utilitarios) y para qué no sirve, por qué ahora, y por qué así.

Manifestar el Principio Femenino NO quiere decir ponerse unas gafas rosas a través de las que mirarlo todo y así demandar igualdad salarial, que se rompan los techos de cristal, la conciliación laboral, exponerse desnudas con frases sobre la piel (o no), o denunciar la Pink Tax.

SÍ quiere decir mirar el mundo desde ese lugar donde simplemente “sabemos”, desde donde reside nuestra certeza interior, y expresarnos de acuerdo a esta certeza, sin más… y sin menos.

Manifestar el Principio Femenino NO va de demandar que haya más cantidad de mujeres en esos puestos de responsabilidad o poder tradicionalmente más visibles.

SÍ va de que cada mujer irradie la cualidad que de manera natural aporta por lo que ella es, allá donde está. Porque no hay lugar de mayor poder que ese momento de contacto auténtico con cada persona con la que nos cruzamos en el día a día. ¿Lo ves? Somos 3.500.000.000 de mujeres en puestos de máxima responsabilidad, con 1.440 minutos cada día para conectar “de verdad” con cada persona que nos cruzamos, con nuestro mundo.

Manifestar el Principio Femenino NO quiere decir atacar al poder establecido ni a los hombres que (mayoritariamente) hoy lo ostentan.

SÍ quiere decir transformar la manera de ejercer el poder. Desde el Principio Femenino el poder es un servicio al bien común que abraza y nutre a todos, sustentado por valores universales insoslayables. Y los Resultados de las Elecciones Generales 2015 en España hace sólo unas semanas nos brindan un estupendo ejemplo. Mientras ellos ven cómo todos han perdido algo (votos, escaños, o no han alcanzado sus expectativas, o no resultan decisivos para configurar un gobierno, etc.), algunas estamos felices porque hemos ganado desactivar la dictadura de la mayoría absoluta (monocolor, o de un par de colores más o menos avenidos) y se va a tener que escuchar a todo el mundo, finalmente.  Empezaremos a ver el lado luminoso de la fuerza

Manifestar el Principio Femenino NO implica ir contra el hombre. No quiere decir apartar al hombre del mundo (y eso lo sabemos bien todas las madres de varones), ni denunciar el sexismo en el lenguaje, ni desmontar  tradiciones culturales seculares sustentadas por el patriarcado regente en los últimos milenios para, por ejemplo, convertir la Navidad en algo que no pueda (supuestamente) herir religiosamente a nadie.

Manifestar el Principio Femenino SÍ implica ir al fondo, a la esencia (en lugar de quedarse en la forma), ir a lo eterno y universal, en Conciencia, y por el desarrollo de esa conciencia colectiva mayor. No cae en la tentación de proponer una alternativa dual contra lo que no queremos, sino que se manifiesta a favor de lo que el alma anhela. Tomando el ejemplo anterior de reformular la Navidad, sin necesidad de anular las religiones, pone naturalmente en valor la espiritualidad que subyace a todas ellas.

Regeneración

Y, por si queda la duda, manifestar el Principio Femenino NO es idealista, ni utópico.

Manifestar el Principio Femenino SÍ es profundamente re-generador, práctico, terrenal y natural. Por eso insistimos con nuestra carta a los Reyes Magos, porque creamos a partir de lo que creemos. Es reconfortante sentir que sólo es una actualización de lo que otros vienen diciendo hace mucho tiempo…

Cuando la mujer está en su centro, cuando ocupamos plenamente y en conciencia nuestro espacio, cuando simplemente nos permitimos ser, ahí irradiamos el Principio Femenino para el que somos un canal natural.

Y si nosotras estamos donde tenemos que estar, inevitablemente llegan los resultados materiales, los cambios, las transformaciones, porque esa es nuestra labor como mujeres: la regeneración.

Y por eso tanto rollo con “lo femenino” en nuestro mundo hoy. Es lo que toca para que pasemos página a sistemas, modelos, estructuras, valores, objetivos, etc., que ya cumplieron su cometido y quedaron obsoletos. Es lo que toca a la mujer para sí misma, y también para que los hombres de su entorno se resituen con ese pasar página. Es lo que toca para que podamos re-crear juntos nuestra vida en la Tierra mirando hacia el futuro que queremos para nuestros hijos.

Pero para que todo eso ocurra, las mujeres necesitamos ubicarnos, conocernos y expresarnos desde nuestra autenticidad genuina.  Y ninguna de estas tres cosas es fácil, ni inmediata, ni hay demasiada experiencia todavía. Por eso existe el trabajo de La Mujer Interior y su programa de Misterios Femeninos.

No existe una escuela o camino de desarrollo modernos que honre la esencia de la contribución del género femenino, y por eso ha habido que crearla. Porque sólo una mujer puede acompañar a otra… de vuelta a casa.

Sólo una mujer puede tomar de la mano a otra mujer y decirle que no hace falta que siga buscando y pidiendo afuera para sentirse plena por dentro, que sea consciente de que eso nunca será suficiente… porque somos un pozo sin fondo. Que deje ir la continua exigencia exterior que la mantiene eternamente insatisfecha.

Y esa misma mujer contagiará a esa hermana, de alma a alma, para que traslade su perspectiva hacia donde ella sabe que está la contribución de su esencia: en el dar desde dentro lo que ella es, genuina y generosamente, contagiando a su vez eso a su alrededor.

El programa de Misterios Femeninos te acompaña en ese camino de cambio de perspectiva, para que dejes de sentirte insatisfecha porque nada te llena lo suficiente y vivas el gozo de dar lo más genuino de ti, siempre.

Que este 2016 sea el año en que te unes a tantas mujeres ya en esta misión compartida. Esperamos conocerte en el próximo retiro de Misterios Femeninos en Mallorca del 16 al 20 de marzo. ¡Feliz vuelta a casa!

Publicado en inspiración, propósito | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Despertando de dolor

Mientras las víctimas de los atentados en París todavía están calientes, mientras sus familiares y amigos los buscan desesperadamente, mientras la ciudad se silencia… las redes sociales se inundan de tristeza y deseos de paz mundial desde el burladero que es la pantalla en la trinchera del sofá, y gotean las comparecencias de los “líderes mundiales” tratando de disimular su desconcierto, su impotencia y su pavor ante la evidente vulnerabilidad.

La vulnerabilidad que siente hoy París, Francia, Europa, Occidente, el mundo… esa es la vulnerabilidad con la que convivimos diariamente las mujeres. La sensación de que estás a merced de no sabes muy bien qué dinámica absurda e incomprensible que te ignora, anula, agrede y viola sistemáticamente, insensible, ciega y vacía de cualquier resquicio de humanidad.

Jodido. Muy jodido, sí.

Pero aquí estamos, reconociéndonos tan vulnerables como nutridas y llenas de la mayor de las fuerzas: la Vida que somos… y damos.

Esa Vida que late en nosotras clama que nuestra “protección” ante esa vulnerabilidad reside en la claridad, el coraje, la comprensión y la determinación, nuestra propia fe en nosotras mismas y nuestro trabajo juntas por la Vida.

Y eso es lo que sentimos que hemos de trasladar al mundo hoy, infundir a nuestro mundo hoy.

Claridad para discernir de qué se tratan estos ataques realmente. Desgarradores, brutales y crueles llamados a la humanidad y sensibilidad que hemos perdido. Claridad para no dejarse llevar por tantos “anti-lo que sea” que aparecen por doquier y que nada tienen que ver con el propósito de despertarnos de dolor.

Coraje para poner la Vida en común por delante de todo. Sin excusas. Sin dilaciones. Sin condiciones. Sin adjetivos. Nada hay si no hay Vida.

Comprensión profunda de la realidad, más allá de superficiales y enredados argumentos religiosos, económicos, geo-políticos, conspiranóicos, de falsa bandera, del nuevo orden mundial, etc., como lo que algunos hombres y mujeres ya empiezan a compartir.  Mapa de conflictos mundiales hoyEste mapa de la ignominia nos recuerda que París (Francia, el corazón de Europa…) entra a formar parte de una penosa lista de campos de batalla que ignoramos hasta que nos los meten en el salón de casa.

¿Qué hay de esa comprensión genuina de las partes, comprensión verdadera de lo que nos une más allá de lo que nos empeñamos que nos separe?

Lista de países atacadosDeterminación de todas las instituciones y órganos supranacionales, nacionales y locales (e incluso en nuestra propia casa) por cambiar REALMENTE la dinámica de convivencia planetaria. Determinación sustentada por la claridad, el coraje y la comprensión para no caer en el ojo por ojo y diente por diente que ya vemos que nos llama de nuevo… Los bombardeos de Francia y EEUU en Raqqa sólo perpetúan la ignominia y el drama.

En particular, demandamos y reclamamos la determinación del Secretario General de las Naciones Unidas, de la Presidenta de la Corte Penal Internacional, del Presidente del Consejo Europeo, del Presidente de la Comisión Europea, de los Presidentes europeos, de sus Ministros de Defensa, sus Ministros del Interior, sus Ministros de Exteriores por ubicarse internamente en otro lugar que les lleve a hacer algo diferente, porque haciendo lo mismo ya sabemos a dónde nos abocan.

Syria hoy

EXIGIMOS claridad, coraje, comprensión y determinación y, por supuesto, damos también nuestra claridad, coraje, comprensión y determinación, la de todas las mujeres que sabemos que esto de vivir aquí va por otro lado… Infinidad de veces me pregunto: “¿qué pasaría si todos esos puestos de responsabilidad supranacionales y nacionales estuviesen ocupados por mujeres?”. Permíteme que insista: estoy convencida de que nosotras juntas encontraríamos nuevas vías…

Claridad, coraje, comprensión, determinación

Seguramente de manera irremediable,  cuando se pase el shock inicial y volvamos a nuestras rutinas, veremos París lejos y volverá la anestesiada indiferencia.

Hemos de ser capaces de superar ese punto de rabioso calentón inicial de venganza y acomodado “sopor planetario” después, porque no se trata de París… ni siquiera de toda esa lista de ciudades, ni del mapa de la ignominia… sino del mundo que creamos con cada uno de nuestros pensamientos, con la cualidad de nuestras acciones… y con nuestras omisiones.

Y si París no nos basta para despertar, tranquilos que habrá nuevas y más dramáticas oportunidades para ello, seguro.

Que no las necesitemos.

De Karuna Ezara Parikh

Karuna Ezara Parikh (November 2015)

Publicado en inspiración, relaciones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Yo también estoy en campaña para las #EleccionesMunicipales2015

Se nos viene encima una nueva campaña electoral. Un pastizal (¡¡¡que no tenemos!!!) para pagar mítines, vallas, carteles, papeletas por correo, banderolas, chapas, camisetas, encuestas cada dos días… Horas y horas de frases hechas, promesas e intenciones vacías y muy poco convincentes. Y la falsa creencia de que en 15 días se conseguirá lo que no somos capaces de hacer en años.

Un bombardeo agotador.

No paso una campaña más de esta manera, así que me pongo yo también en campaña… doble.

Hago campaña hacia los partidos que se presentan.

Partido en campaña electoralPorque, mal que os pese, o cambiáis el chip o estáis acabados. Estáis acabados porque no nos la coláis más, porque no os creemos, porque no nos representáis, PORQUE NO QUEREMOS QUE NOS REPRESENTÉIS, porque el mundo YA ha cambiado y no os habéis enterado.

Estáis acabados los partidos que:

  • creéis que esto va de ganar el poder. Esto va de SERVIR a tus conciudadanos. No vendemos nuestro poder. Os dejamos que, por un tiempo, administréis lo que es NUESTRO, de todos, para el bien de todos.  Fue lamentable que tuviesen que morir trágicamente 150 personas en un avión en los Alpes para que los gobiernos de España, Francia y Alemania articulasen eso de “ahora la prioridad son las familias”. Siempre lo han sido, lo son, y siempre lo serán.
  • creéis que necesitáis la mayoría absoluta. Eso es un infantilismo mesiánico. Como si uno sólo bastase para resolverlo todo… o la (supuestamente necesaria) estabilidad fuese un valor, que, por cierto, vosotros confundís con inmovilismo y la legitimación de las políticas por aplicación del rodillo…
  • veis al vecino como vuestro enemigo. La verdadera estabilidad nace de la diversidad y la autorregulación del sistema, tal como nos muestra la naturaleza: si sabes adaptarte y aportas, sigues; si no, estás fuera.
  • creéis que esto va de izquierdas y derechas. Esas etiquetas ya están caducas. Ahora la cosa va de “medro para mí y los míos” o “trabajo al servicio de todos”.
  • no escucháis ni trabajáis con la voluntad de contribuir al bien común. Sí es posible.

Si buscáis una victoria por mayoría absoluta para ocupar el poder en beneficio propio y de los vuestros, ¡ciao!

Si sentís la política como el servir a todos vuestros conciudadanos, escuchando y trabajando con los mejores, además de mi voto tendréis también mi contribución desinteresada.

Y también hago campaña hacia mis conciudadanos, al 100% de los votantes potenciales.

Votantes en campañaPorque nuestro mayor problema es la abstención. Esa pasividad, permisividad, indulgencia, ese hartazgo más que justificado, sí, pero… el sufragio universal es una conquista secular que no podemos desdeñar, igual que tampoco vamos a delegar la responsabilidad de nuestra vida en otros, no?

No votar deslegitima tus protestas. No queremos escuchar las quejas de quien no se implica cuando puede hablar en las urnas.

Votar en blanco hoy es dar tu voto a los partidos más votados (PPSOE hasta la fecha…), es decir, alargar el agónico bipartidismo.

No es fácil votar, ya…, pero hazlo, en conciencia.

Si, como yo, también te preguntas “pero… ¿a quién?”, aquí una propuesta de criterios por si te aportan algo más de luz.

Vota:

  1. al que está preparado.
  2. al que te transmite autenticidad (más que al que busca salir en la foto).
  3. al que sientes que se preocupa por ti, ese que (simplemente) trabaja para todos en lugar de hacer la guerra por su cuenta desde su torre de la izquierda o de la derecha.
  4. al que sabes que cumplirá su palabra, en lugar de ponerse al sol que más calienta cada vez.
  5. al que no está enmerdado, ni mira para otro lado con los enmerdados de su formación (y esto ya nos lo pone bastante fácil). Ya sabemos que “todo lo que es necesario para que el mal triunfe es que los buenos hombres no hagan nada” (Edmund Burke, 1727-1797).

No a la abstención

Implícate. No renuncies a alzar tu voz. Demuestra que 1 voto sí cuenta, sí puede marcar la diferencia. Y márcala.

Hay iniciativas esperanzadoras que ya lo están haciendo. Más allá del partido Gran Ayuda que ideó el adolescente con el que convivo (esperanzador que vea ayuda más que vampirizar, y grande porque se da cuenta que el reto es enorme), tenemos a:

  • Podemos, que YA ha cambiado el tablero de juego.
  • Ciudadanos, que desafía mucho enquistado en una región complicada y sabe que esto es una carrera de fondo.
  • Vecinos por Torrelodones, 8 años de experiencia municipal en Madrid con resultados extraordinarios.
  • Junts Avançam, recién nacida iniciativa en Pollença (Mallorca) a partir del trabajo conjunto entre independientes y partidos clásicos.

No te resignes y, aunque no puedas cambiar hoy tú solo/a el panorama político, haz tu parte, como miembro de un partido y/o como votante. Como también dice Burke ”qué pena que, pensando que puedes hacer poco, no hagas nada”. Ahora te toca a ti.

Publicado en inspiración, personas, propósito | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

#NOalTTIP, o Uncle Sam viola a Europa

@@@@@@ SCROLL DOWN FOR ENGLISH @@@@@@

#NOalTTIP

Carta abierta a Cecilia Malmstrom, Comisaria de Comercio de la Comisión Europea

Querida Cecilia,

Somos un equipo de 60 mujeres europeas y americanas (y aumentando…) que trabajamos para que cada mujer en su pequeño-gran mundo marque la diferencia a través de su autenticidad.

Hemos seguido tu trayectoria como servidora pública europea, y nos sentimos orgullosas como mujeres de que una “hermana” ponga en práctica real la protección de los niños, el control al tráfico de armas, la prevención del terrorismo, y medidas globales contra el cibercrimen, el crimen internacional y el tráfico de seres humanos desde las más altas instancias europeas y con la convicción y compromiso que sentimos tú lo haces.

Igualmente, observamos con profunda preocupación cómo se están desarrollando los acontecimientos en torno al TTIP y, en particular, la tremenda responsabilidad en este tema que recae individualmente en el puesto que ahora ocupas como Comisaria de Comercio para la Unión Europea.

Leemos que tu puesto tiene como objetivo la consecución de este acuerdo. Cuando nos preguntamos si, honesta y profundamente, también es el objetivo de Cecilia, la respuesta que nos damos, por lo que podemos conocerte, es que debe ser muy difícil que la misma mujer comprometida con la protección del ser humano y sus derechos pueda trabajar con paz de espíritu por cerrar un acuerdo fabricado a espaldas del ciudadano, que mina sus derechos individuales al tiempo que lo desprotege de sus derechos colectivos, vulnerando siglos de construcción democrática europea.

Nos cuesta mucho creer que sientas profundamente que el TTIP dejará un mundo mejor para tus gemelos. Nosotras sabemos que no. Todo lo contrario. El TTIP es una estratagema a la espalda de todos para el beneficio de unos pocos, que utiliza clásicos y previsibles recursos marketinianos al más puro estilo Hollywood para vendernos sus bondades (como si fuese una Coca Cola…) cuando está plagado de violaciones.

Estamos seguras que a ti tampoco te engañan y que tú puedes ver, igual que nosotras, que Uncle Sam viola a Europa con el TTIP.

Viola nuestra salud rebajando los estándares de seguridad agroalimentaria y permitiendo el uso de sustancias que explícitamente hemos prohibido en Europa.

Viola nuestra justicia articulando sistemas privados paralelos que velan por intereses particulares en lugar de ser garante de principios universales.

Viola nuestro medioambiente previendo acciones que ya se ha demostrado ponen innecesariamente en riesgo a la población, a la fauna, la flora, las aguas y la atmósfera.

Viola nuestros derechos, nuestra privacidad y nuestra integridad individual, nuestra democracia entera, nuestro gobierno por el pueblo para el pueblo, otorgando omnipoderes a instituciones privadas a las que nadie ha concedido legitimidad ni representatividad colectiva.

Viola hasta la armonización de la que tanto se habla, porque el TTIP nos degrada como seres humanos. Armonicemos hacia la excelencia, hacia el cuidado del bien común y, por ende, hacia el cuidado de cada uno de los seres que componen nuestra sociedad, en lugar de armonizar hacia la inhumanidad, el abuso y la depravación más vil.

Ante este panorama podemos decirte que te sentimos muy sola, en un terreno cenagoso. Pero queremos que sepas que no lo estás. Por lo menos nosotras 60 estamos contigo, pero sabemos que hay muchas, muchas, muchas mujeres y hombres que tampoco se tragan las supuestas bondades del TTIP.

Como tú, nosotras también pensamos, que “una debe defender aquello en lo que cree”. Y, como tú dijiste sobre Suecia y la UE, “estando fuera no podemos marcar la diferencia”. Nosotras, mujeres (anónimas) fuera de la arena donde todo esto se está tratando, confiamos en mujeres como tú, dentro, para marcar la diferencia por todas nosotras. Ahora es el momento. Tú eres la mujer elegida. Y no estás sola. Por lo menos nosotras 60 aquí estamos contigo, todo el tiempo, igual que todas las mujeres europeas que quieren un mundo mejor para sus hijos. Y todas sabemos en nuestro fuero interno que el TTIP no es el medio para llegar a ese mundo mejor, sino más bien tu compromiso innato por proteger a aquellos cuyas voces es más difícil escuchar, por preservar la paz, y por promover la justicia.

Apelamos a que seas fiel a ti misma, fiel a tu anhelo interno de humanidad y justicia verdadera que se hizo patente cuando visitaste Normandía o cuando Blanca te contaba cómo los miembros de su familia debían esconderse si querían ser ellos mismos durante la dictadura franquista en España.

Apelamos a la Cecilia comprometida con su mundo, comprometida a representar a tantos, comprometida a velar por el bienestar colectivo de sus conciudadanos. Apelamos a Cecilia para que no se traicione a sí misma, ni a sus gemelos, ni a los europeos que confiamos en ella para trabajar para y por nosotros, para y por nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos…

Por favor suspende todas las negociaciones hasta que las personas estén primero, en el centro de todo el trabajo, hasta que todos nuestros derechos actuales estén garantizados, respetados y fortalecidos.

Aunque no esperamos una respuesta, queremos que sepas que estamos y estaremos aquí para ti. Queremos apoyarte y vamos a apoyarte en tu compromiso con la justicia, la paz y el cuidado del bien común que todas las mujeres compartimos en el fondo. Cuenta con nosotras. Queremos ayudarte de forma práctica. Basta que nos digas cómo. Puedes encontrarnos siempre a tu disposición en los contactos en nuestras firmas.

Vamos a estar participando el 18 de abril 2015 en el Día de Acción Global contra el TTIP/CETA/TISA, cada una en nuestra ciudad. Más de 400 organizaciones apoyan esta movilización global en cientos de ciudades, donde millones de personas alzaremos nuestras voces por el sentido común, la transparencia, la justicia y por honrar el esfuerzo de tantísimos antes que nosotros por dejar este mundo un poco mejor que como lo encontraron. Sigamos su ejemplo y que nuestro legado fortalezca el suyo.

Gracias por tu trabajo, por tu tiempo, y por tu compromiso con Europa, la Europa que queremos para nuestros hijos. Vamos a hacer realidad esa Europa, juntas!

Un abrazo de corazón,

Mujeres que Marcan la Diferencia

@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Open letter to Cecilia Malmstrom, Commissioner for Trade in the European Commission

Dear Cecilia,

We are a team of 60 European and American women (and counting …) who work so that every woman, in her particular small-big world, makes a difference through her authenticity.

We have followed your career as a European civil servant, and we feel very proud that a “sister” puts into actual practice the protection of children, arms trafficking control, terrorism prevention, as well as global action against cybercrime, international crime and the trafficking of human beings, from the highest European authorities and with the conviction and commitment that we feel you do.

At the same time, we note with deep concern how events are unfolding around the TTIP agreement process and, particularly, the tremendous responsibility in this matter that falls individually on the position you now occupy as Commissioner for Trade in the European Union.

We read your job position aims to close satisfactorily this agreement. When we ask ourselves whether this is honestly and deeply also Cecilia’s aim, the answer we give ourselves from what we may know you is that it must be very difficult for you. It must be very difficult for the same woman committed to the protection of human beings and their rights to work with peace of mind in closing an agreement made behind the backs of citizens, undermining their individual rights, removing their collective rights, and thus violating centuries of building European democracy. 

We find it hard to believe that you honestly and deeply feel that the TTIP will leave a better world for your twins. We know it will not. Quite the opposite. The TTIP is a ploy backwards to all and only for the benefit of the few, which uses classical and predictable marketing resources in the best Hollywood style to sell its benefits (as if it were a Coke ad…) when it is really full of violations.

We are sure that you cannot be cheated either and that you can see, like us, that Uncle Sam rapes Europe with the TTIP.

Rapes our health by lowering our food safety standards and allowing the use of substances that have been explicitly banned in Europe.

Rapes our justice by articulating private parallel systems that ensure private interests rather than guaranteeing universal principles.

Rapes our environment by enabling actions proven to dangerously put at risk our population, our fauna, our flora, our waters and the atmosphere.

Rapes our rights, our privacy and our personal integrity, our entire democracy, our government by the people for the people, giving full powers to private institutions nobody has granted collective legitimacy nor representativeness.

It even rapes the harmonisation it talks about back and forth, because the TTIP demeans us as human beings. Harmonise towards excellence, towards the care of the common good and thus towards the care of each individual in society, rather than harmonising inhumanity, abuse and vile depravity.

With all of this we can tell you we feel you very alone, in a muddy and very dirty field. But we want you to know that you are not alone. At least 60 of us are with you, though we know there are many, many, many women and men that do not take in the supposed benefits of TTIP either.

Just like you, we also believe that “one must stand up for what she believes.” And, like you said about Sweden and the EU, “if we are outside we can not make a difference”. Us (anonymous) women outside the arena where all of this is being addressed, trust in women like you, inside, to make a difference for all of us. Now is the time. You are the woman chosen. And you are not alone. The 60 of us are here with you, all the time, like all European women who want a better world for their children. And we all know in our heart of hearts that the TTIP is not the means towards that better world, but rather your innate commitment to protect those whose voices are harder to hear, to preserve peace and to promote true justice.

We appeal to you to be true to yourself, true to that inner longing for true humanity and justice that arose when you visited Normandy or when Blanca told you how members of her family had to hide if they wanted to be themselves during Franco’s dictatorship in Spain.

We call upon the Cecilia committed to her world, committed to representing many, committed to ensuring the collective welfare of her fellow citizens. We call upon Cecilia not to betray herself, or her twins, or all Europeans who rely on you to work for us, and for our children, and our children’s children…

Please suspend all negotiations until human beings are put first, in the center of it all, and all of our present rights are guaranteed, upheld, ensured and strengthened. 

Though we do not expect an answer, we want you to know that we are and will be here for you. We support you and we will support you in your commitment to justice, peace and care for the common good that all women share deep down. Count on us. We want to help you in a very practical way. Just let us know how. You can always find us in the contacts in our signatures.

We will all be participating on April 18, 2015 on the Global Day of Action against TTIP / CETA / TISA in our cities. Over 400 organisations support this global mobilisation  in hundreds of cities where millions of people will raise our voices for  common sense, transparency, justice and to honor the efforts of so many before us to leave the world a little better than they found it. Let us follow their example and may your/our legacy strengthen theirs.

Thank you for your work, for your time and for your commitment to Europe, the Europe we want for our children. Let us make that Europe happen, together!

A heartfelt hug,

Women Who Make a Difference

Amalia D’AscenzoMagdalena Seguí CerdàMontse FabraVivians GonzálezNausicaa OAZulma ReyoGry JohnsenMichelle RobertsEugenia Cusi Costa, among others…

Publicado en círculo de mujeres, inspiración, propósito, relaciones | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

#50shadesofgrey 0 – 1 #theoryofeverything

Lo que viene a continuación nace en los días previos al estreno de 50 sombras de Grey, junto a la ansiedad y expectación colectivas que genera. Se siente algo “feo” en el ambiente… Algo ante lo que no puedo quedarme impasible porque, como suele ocurrir, vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga en el propio. Aquí nos hacen ver las 50 sombras de Grey mientras permanecemos ciegas a las -por lo menos- 50 sombras propias…

Sí, es cierto, escribo sin haber leído el libro y sin haber visto la película; no soy de ese “tipo” de románticas, no. Y han sido dos decisiones muy conscientes, por pura higiene energética. Quizás eso me deslegitime como crítica de estas creaciones, pero tampoco es eso lo que pretendo.

Lo cierto es que no necesito nada más que ser mujer para expresar y compartir mi parecer, que me huelo será el de muchas más, aunque todavía no estemos hablando suficientemente alto ni claro…

Esa es nuestra sombra#1: callamos.

Demasiadas veces callamos ante lo que sabemos está mal, y eso sombra#2 nos hace cómplices de aquello que (demasiado) íntimamente tratamos de erradicar.

Nosotras también nos hemos creído, como todos, eso de la libertad, que cada uno es libre de hacer, decir… pero eso es sólo la excusa para sombra#3 mantenernos al margen, sombra#4 perpetuar nuestra indulgencia -tan dolorosa para todas nosotras en el fondo-, sombra#5 hacernos las víctimas, y sombra#6 no asumir la responsabilidad real que tenemos en que las cosas sean hoy como son.

sombra#7 Nos quejamos… pero se nos va la fuerza por la boca.  sombra#8 Caemos en la trampa de la liberación sexual ignorando que no puede haber mayor esclavitud que la que no vemos.

sombra#9 Hemos “comprado” la monopolización sexual de todo en estos últimos coletazos decadentes del ciclo masculino que acaba. Y también sombra#10 eso de que somos damiselas en apuros que necesitan ser salvadas por un príncipe. Menos mal que las generaciones que suben ya despertaron de ese cuento.

sombra#11 Esperamos que otros nos definan, sombra#12 nos completen, sombra#13 nos den permiso, sombra#14 nos digan qué hacer, y sombra#15 nos digan cómo hacerlo.

sombra#16 Hemos permitido desconectarnos de nuestra esencia, de lo que somos, hasta el absurdo de sombra#17 reclamar con uñas y dientes una igualdad imposible, sombra#18 renunciar a nuestra naturaleza, sombra#19 quedarnos en lo superficial, y sombra#20 obsesionarnos con la imagen sombra#21 aterradas de nuestra propia profundidad.

sombra#22 Paralizadas y congeladas ante nuestra emocionalidad, o sombra#23  histéricas perdidas, a merced de ella, sombra#24 otorgamos nuestro poder a cualquiera que pase que nos resuelva la papeleta, sombra#25 vendiéndonos por el más mínimo reconocimiento que nosotras no nos damos o sombra#26 adoptando como propias cualidades que trae el hombre, como la competición, territorialidad y ostentación del poder.

sombra#27 Hemos comprado ese discurso, y sombra#28 nos esforzamos tanto por perpetuarlo… sombra#29 creyendo que quizás nos haga libres.

sombra#30 ¡¡¡Ilusas!!!

sombra#31 Nos atemoriza mirarnos realmente, vernos así, sombra#32 igual que nos atemoriza mirarnos al espejo y descubrir algo que no nos gusta.

sombra#33 Nos creemos vulnerables porque sólo vemos la evidente y real vulnerabilidad física, pero es que sombra#34 seguimos ciegas al resto de nuestra realidad.

sombra#35 Seguimos viéndonos solas, aisladas, mientras sombra#36 nos cuesta horrores, nos da miedo, conectarnos de corazón con los demás, sombra#37 especialmente con otras mujeres a las que muchas veces sombra#38 miramos más desde la envidia y los celos en lugar de ver a una hermana.

Hemos llegado a un punto tan ridículo pero habiendo aprendido tan bien la lección que sombra#39 una mujer es capaz de asumir las posiciones, criterios, modo de funcionar y deseos de un hombre como si fuesen propios. Y sombra#40 se vanagloria por ello cuando en realidad sombra#41 no hay más que degradación y  humillación, como 50 sombras de Grey lleva perfectamente al extremo:

  • sombra#42 Sexo como un fin, disfrazado de libertad
  • sombra#43 Sexo que lo tiñe todo, disfrazado de emancipación
  • sombra#44 Sexo competitivo, disfrazado de empoderamiento
  • sombra#45 Sexo transaccional, una trampa para cazar a las personas y sus afectos, para vender libros, películas, coches, colonias, programas de televisión…

La manipulación es retorcida cuando se programa el estreno mundial y simultáneo de la película para el día de San Valentín, induciéndonos a creer que es una historia de amor; un “romance para adultos” o “romance provocativo” como define su autora (anda que no… que todo esto venga de una mujer… manda ovarios…).  Porque, claro, sombra#46 nos hemos creído que, si nos sometemos adecuadamente, encontraremos el amor verdadero. Como cuentan aquí,”podríamos resumir 50 sombras de Grey en que es una historia aburridísima sobre el pene de un señor y su firme creencia de que la protagonista ha de someterse a él porque de eso va el mundo.”

cartel 50 sombras Grey

Y el subtítulo de “pierde el control” que llega como un sucedáneo de ese viciado “fluye” que nos persigue por todas partes para sombra#47 dejarnos llevar por la sensación del momento… penosamente disociada de nuestra percepción y elección consciente por seguir la intuición, nuestro ver-saber-osar auténtico y profundo.

En definitiva, sombra#48 compramos violencia disfrazada de amor!!!! Es espeluznante que sombra#49 no veamos lo que dejamos a las siguientes generaciones como madres de todos que somos, a pesar de que hasta los profesionales dan la señal de alarma ante la sombra#50 “normalización” de relaciones insanas.

Una película donde la protagonista no tiene claro que haya sido acertado aceptar el papel, que ha pedido a su familia que no la vaya a ver, que describe el rodaje como doloroso y que necesita quitarse el shock de algunas secuencias con un vaso de vino al llegar a casa… sombra#ofertadeldía ¿podemos infligirnos más daño?

Y mientras nos liamos con las sombras, seguimos ciegas a nuestra luz, esa que pone nuestro poderío a trabajar, juntas, por darle la vuelta a la tortilla de este mundo tan enfermo.

Si quieres ver en el cine una historia de amor auténtica, de verdadero amor a la vida más allá del cuerpo, del espacio y del tiempo, mejor ves a ver esta (o lees el libro). ¡Que no te la cuenten!

Publicado en inspiración, relaciones | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario