“Despertando por fases”, segunda temporada

Hace un tiempo planteamos aquí una secuencia de fases para reflejar el despertar de una mirada nueva en la mujer sobre sí misma, que comentamos en la radio.

Queremos ahora revisar ese planteamiento por fases, darle una vuelta más y verlo de manera más femenina también 😉

La simplificación lineal de las fases viene bien para categorizar mentalmente, identificarnos o ubicarnos con más facilidad pero, atención, porque los patrones y creencias colectivos a los que también estamos sujetas se mantienen activos, vivos, y podemos caer de vuelta en ellos (y de hecho caemos inconscientemente más de lo que nos gustaría).

Además, si bien este orden ayuda y nos parece conciso y claro, es irrealmente lineal… La realidad es que no somos lineales, por lo que las fases no ocurren una detrás de otra, y cuando alcanzamos una no quiere decir que ya tenemos las previas superadas…  De hecho, en la práctica, podemos estar en varias fases a la vez.

Estas fases podrían parecerse más a capas de cebolla con las que nos cubrimos nosotras en cada momento y que, con un trabajo de conciencia, vamos soltando… Pero recordemos que estas capas de cebolla se vuelven patrones y hábitos de comportamiento, por lo que podemos volver a “reincidir”, particularmente ante ciertas personas o circunstancias que de alguna manera nos recuerdan ese viejo hábito.

La gran ayuda aquí es que, a medida que vamos soltando capas de cebolla, vamos ganando en amplitud de visión o perspectiva.  En las fases iniciales tenemos menor amplitud de visión y la vamos ampliando según avanzamos por esas fases. Este proceso de concienciación evidencia la evolución desde buscar sustentación y aprobación externa (otras personas, creencias, acciones, etiquetas…) a sustentarnos internamente por lo que somos, sin más.

IMG_0988

Y este viaje hacia dentro nos muestra algo que nadie nos enseña, que es nuestra experiencia de nosotras mismas. Basta que le demos espacio… y crédito; no necesitamos más.

De ahí parte la propuesta del retiro de MISTERIOS FEMENINOS: de la experiencia (que no, no se limita a mujeres que hayan alcanzado una cierta fase en ese despertar o concienciación).

Realmente Misterios Femeninos es para toda mujer curiosa de sí, o que sienta que hay “algo más” pero no lo esté identificando todavía, o que sienta una cierta incomodidad interior, una incoherencia entre lo interno y lo externo en ella, o anhele esa conexión femenina con otras mujeres, o esté en búsqueda de su propia libertad de ser… Eso es suficiente.

Cada mujer encontrará en Misterios Femeninos lo que está buscando, y desde esa perspectiva mayor de ti misma, podrás contemplar tu mundo sabiéndote dueña de lo que en él pase, realizando los cambios que consideres oportunos, o simplemente disfrutando de tu singularidad única. ¡Haz que eso ocurra en tu vida!

 

44653847_1738551612922704_2459427831378083840_n

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Abundancia para la cuesta de enero, y más allá…

Y aquí estamos un año más recién salidas de la cuesta de enero pero… ¿por qué tiene que costar? En nuestra primera participación del 2019 en SER Mujer de la Cadena Ser con Marilena Estarellas abrimos el campo a ver nuestra realidad aumentada, pero no en el sentido que la tecnología le da hoy, aunque puede compararse.

La realidad aumentada describe las tecnologías que permiten ver parte del mundo físico a través de un dispositivo que añade información virtual en tiempo real; es decir, los elementos físicos tangibles se combinan con elementos virtuales creando en ese instante una realidad interactiva mayor.

Si pasamos esta metáfora a través de la perspectiva que nos ofrece Pierre Teilhard de Chardin descubrimos que “no somos seres humanos teniendo una experiencia espiritual, sino que somos seres espirituales teniendo una experiencia humana”.

Como seres espirituales, podemos interactuar con nuestra realidad desde esa visión/experiencia y usar ese poder espiritual para aumentarla, ampliarla, y superar las limitaciones del mundo físico y todo lo que hemos aprendido en cuanto a la escasez y la competencia por recursos limitados. 

Porque desde la amplitud de la experiencia espiritual que abraza la humana accedemos a una perspectiva mayor, más comprensiva y más profunda, a la vez que conectamos con una fuente inagotable de creatividad, recursos y posibilidades.

foto mitad realidadEs como si desde la experiencia humana estuviésemos viendo sólo la mitad de la pantalla en el cine, y al adoptar nuestra perspectiva espiritual la película completa se revela. La limitación humana que hemos aprendido y creído cierta, contrapuesta a la abundancia infinita del alma como auténtica Realidad. Una experiencia aumentada es posible cuando integramos la experiencia espiritual en nuestra vida cotidiana como la experiencia natural de ser… aunque no nos hayan explicado qué es eso y todavía naveguemos entre movimientos, ideologías, comparaciones, rituales, expectativas…

Para ello nació la Escuela de Misterios Femeninos, para ayudarnos a recordar la naturalidad de ser mujer, evidenciar la diferencia que aporta la mujer en virtud de su género, y construir juntas nuestra confianza con esa cualidad y con ese modus operandi genuinamente femenino (si quieres saber cómo todo esto es posible y “recordar” tú también, te esperamos en el próximo retiro Misterios Femeninos 2019 en Europa del 15-22 de junio).

Esta Realidad no se transmite de palabra sino a través de la experiencia directa, individual y personal, algo que pudimos compartir el 15 de enero 2019 en el Círculo de Mujeres de Mallorca celebrado en el Puro Hotel de Palma. 

En la meditación que guiamos, aparte de sorprender por ser una experiencia activa, pudimos acompañaros a ese espacio interno que cada una tiene y desde donde accede a una amplitud mayor de sí, a su poder, su fuerza, su sabiduría, su dicha, su libertad, su agradecimiento, su plenitud, su fuente… su abundancia vital.

Y todo eso está ahí siempre, a nuestro alcance, en la cuesta de enero, en febrero… todo el año.  Se trata pues de mantener abierta esa conexión, esa comunicación con nuestra alma como si de nuestra mejor amiga se tratase, que está ahí siempre para nosotras, que nos da los mejores consejos, y que siempre nos trae justo lo que necesitamos en ese momento.

¡Conéctate con la Abundancia, con tu Sabiduría y Poder Femenino! Empieza con la práctica del alineamiento alquímico, que conecta nuestra alma con la tierra a través de nosotras, nutriéndonos de la vitalidad terrenal y de la transformación que trae la expansión de la conciencia. Os dejamos en el tip el alineamiento alquímico guiado por Zulma Reyo, y contadnos qué diferencias experimentáis a medida que lo practicáis.

TIP #9: Aquí podéis practicar el alineamiento alquímico. Recomendamos hacer esta pequeña meditación diariamente hasta que desarrolles la habilidad de “alinearte” por ti sola sin necesidad de guía.

Publicado en círculo de mujeres, Misterios Femeninos, SER Mujer con Marilena Estarellas | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Es época de propósitos

El propósito es algo que nos motiva mucho por aquí y que hace tiempo que le damos vueltas, pero en esta época del año queremos abordarlo desde otro ángulo.  En esta edición de SER Mujer de la Cadena SER con Marilena Estarellas puedes escucharlo también. 

Plantearse propósitos es ya como una tradición más de las fechas navideñas. El final de un ciclo invita a plantearse cómo ha sido ese periodo, qué ha ido bien, qué no ha salido tan bien, cómo nos gustaría que hubiesen sido las cosas… y así nos enfocamos en un futuro más deseable.

En esta ocasión queremos centrarnos en qué tipo de propósitos nos planteamos, pues no todos son cualitativamente iguales ni parten del mismo lugar. 

image1-2Solemos tomar como propósitos cosas que “hacer”, así que atención ahí con esa dicotomía que ya veíamos en el primer programa del ser vs hacer.

También lo más habitual es que asociemos el propósito a un espacio temporal (empiezo el lunes… o… tengo que haberlo conseguido antes del verano!).  Y eso denota en cierto modo una condicionalidad: en unos tiempos no y en otros sí. 

Y, finalmente, suele haber un objetivo o resultado de ese propósito, una finalidad a conseguir. El foco está en la meta más que en el camino. 

Todo ello es totalmente legítimo pero… también tremendamente parcial porque nos olvidamos de esa otra realidad interior: lo que somos, y cómo acercarnos cada vez más a nuestra esencia más allá de lo que hacemos. 

Nuestra intención aquí es plantearnos los propósitos del ser porque… ¿qué otro propósito más importante que ser genuinamente tú misma puede haber?  Te desafíamos a que SER TÚ se convierta en tú mejor propósito para el 2019.

image1-3

Cuando tu propósito es SER TÚ se da un reposicionamiento o toma de conciencia internos más que una acción externa, es permanente en el tiempo (porque soy siempre; ¡no puedo no ser!), y el camino es la cuestión porque no hay meta.  

Pero… ¿y cómo materializar ese SER TÚ? 

Realmente lo básico es partir de ese reposicionamiento interno donde te permites la disponibilidad, apertura y receptividad a tu ser.  Imagínate abrirte a la posibilidad de ser internamente un instrumento musical para la expresión de la melodía de tu alma, y permitir que ella se manifieste a través de ti. 

Implica más un “dejar de hacer” que una acción explícita, y eso suele ser lo más difícil porque apenas estamos habituados a “no hacer” en nuestro día a día. Por eso recomendamos practicar el alineamiento alquímico como ese hábito de presencia en conciencia sin acción externa. Es una toma de conciencia que ocurre sin forzar, naturalmente, y que con esa misma naturalidad se contagiará a todo lo que vivas, sientas, pienses o hagas…

El alineamiento alquímico es tu referencia o pilar que te sostiene internamente, y al mismo tiempo la vía de conexión con tu ser esencial. Practicando regularmente el alineamiento alquímico vas a desarrollar esa presencia, esa toma de conciencia desde la que dirigir tu acción externa. Y eso es lo que va a marcar toda la diferencia en tu manifestación: desde dónde estás actuando o expresándote en el mundo. 

TIP #8: además de practicar regularmente el alineamiento alquímico, tómate un momento de reflexión previa ante cada pequeña o gran cosa que vayas a afrontar este 2019: ¿es lo que mi ser esencial quiere dejar tras de sí? ¿Es el aroma que quiero compartir? ¿Esta es la semilla que quiero sembrar? (ya sea una conversación con un ser querido, una acción comercial, una reunión de trabajo, cómo estás con tus hijos o cómo te cruzas con alguien por la calle, cuando vas a la naturaleza, cuando cocinas, con tus decisiones de compra, qué compartes y cómo interactúas en las redes sociales…). Es tu sello, personal e intransferible. ÚNICO.

Publicado en Misterios Femeninos, propósito, SER Mujer con Marilena Estarellas | Etiquetado , , | Deja un comentario

SORORIDAD, palabra del año 2018

 

Montevideo_-_Paro_Internacional_de_Mujeres_en_Uruguay_2018-08

El año acaba… pero sólo para empezar uno nuevo con más fuerza y energía si cabe. Y una de las tradiciones ya de estos últimos días de diciembre es descubrir cuáles han sido las palabras del año.

Éste estamos de enhorabuena pues una de las palabras del año es: SORORIDAD. Seguro que hoy ya encontraréis múltiples definiciones de lo que es la sororidad, pero os recordamos aquí lo que compartíamos sobre la sororidad desde donde nosotras vemos a la mujer, su unión y su aportación colectiva como género hoy, aquí y ahora.

Tuvimos oportunidad de desarrollar un poco más sobre la sororidad hablando de escapadas entre mujeres en SER Mujer de la Cadena Ser con Marilena Estarellas. Puedes escucharlo aquí.

Pero, sobretodo, ten presente tu diferencia como mujer que eres, nutre tu vínculo con el resto de mujeres, mantén vivo a través de ti el principio femenino y contágialo, contágialo día a día, allá donde te encuentres; necesitamos la cualidad femenina presente y activa en nuestro mundo.

¡Feliz 2019 hermanas!

 

Publicado en círculo de mujeres, inspiración, Misterios Femeninos, SER Mujer con Marilena Estarellas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Globalizando la gratitud

Escucha la sección de Misterios Femeninos en SER Mujer de la Cadena Ser donde compartimos de palabra sobre la gratitud.

En estas semanas que hemos vivido la importación de días como Halloween o el Black Friday, nos cuestionamos cómo es que no importamos también otros días como el Día de Acción de Gracias.  Seguramente sea porque apela menos a esos estímulos emocionales que la fiesta o el consumismo compulsivo nos proporcionan pero… no dejamos pasar la oportunidad para mirar un poco más hondo en algo que merece ser globalizado: la gratitud.

Si nos vamos a la etimología de esta palabra vemos que proviene de alabar. Pero… ¿qué es lo que alabamos? ¿Cómo?

ByrcFUQIQAALuM6Parecería que la gratitud es una emoción pero… no lo es. Es más un estado de ser, una cierta perspectiva interna de disponibilidad donde abro mi receptividad, escucho al otro y aprecio lo que trae.  Este estado interno conlleva una profunda conexión con uno mismo y con el entorno. Y en esa conexión nace la no separación, el aprecio y la alabanza a la Vida sin pasar por nuestros condicionamientos y exigencias.

 

La gratitud nos recuerda que somos completos trayéndonos esa sensación de plenitud; lo que hay es suficiente.  En ese momento de reunión y comunión, hay una conciencia o visión del cuadro completo, como la perspectiva cenital de un dron, un sentido de conciencia colectiva que nos permite vernos y sentirnos a todos en el mismo barco. Desde aquí es que podemos abrazar los opuestos. Desde aquí opera esa inteligencia que comprende la necesidad de esos opuestos y a la vez reconoce la existencia de un bien mayor que los trasciende… que resulta ser lo que en el fondo honramos y alabamos desde nuestra gratitud.

Todos nos sentimos agradecidos de vez en cuando, sobretodo en esos momentos en que previamente hemos recibido algo. Así surge la gratitud de forma espontánea pero… aquí se parece más a una correspondencia debida, como saldar una deuda.  Es la reacción natural a una acción externa anterior.

Si queremos cultivar la gratitud genuina necesitamos dar un paso más: encontrar proactivamente esos motivos para estar agradecidos, motivos que existen naturalmente en nuestras vidas y que no dependen de nada ni nadie externo. Así la gratitud pasa de ser un efecto puntual de mi relación inmediata con el otro a ser parte de mí, como si crease un canal directo con la gratitud. Ya no necesito que alguien me dé una excusa para sentirme agradecida, sino que me adueño de mi propia felicidad a través de la gratitud cuando encuentro esas pequeñas-grandes cosas que alabar.

Pero… ¿qué pasa si no puedo encontrar a priori motivos para estar agradecido? Cuando las cosas nos van mal, estamos tristes, descontentos o directamente enfadados… no nos sale decir “GRACIAS” pero en realidad este momento de desafío es el más valioso.

Momentos así nos brindan la oportunidad de darnos cuenta de que vivimos esclavos de nuestros pensamientos, poniendo siempre las etiquetas mentales de las que muchas veces hablamos: si algo no me gusta, me hace sentir una incomodidad, es automáticamente MALO; si algo me gusta porque me trae una satisfacción aunque sea superficial o pasajera, automáticamente esto es BUENO.

Si tomamos conciencia de esta dinámica automática de gusto-disgusto, quizás podamos trascenderla hacia un espacio más neutro. Aquí lo que a priori consideramos problemas se convierten en retos, oportunidades de descubrimiento y de evolución personal, de ir más allá de las propias limitaciones (porque en las situaciones cómodas donde nos conformamos con el disfrute no sentimos ese empuje de movernos hacia otro lado).  Desde este espacio neutro y pleno podemos manifestar una actitud diferente, nueva, ante nuestro día a día. Agradecemos todo eso que damos por hecho… pero que realmente tiene que ver con alabar el misterio de la vida…

¿Y qué efectos puede tener apreciar el (aparente…) misterio de la vida así?

CONTIGO MISMO

  • Aumenta tu felicidad. Contar tus bendiciones conduce a un mayor bienestar, especialmente el estado de ánimo positivo. Nos ayuda a estar más atentos a las oportunidades que nos ofrece la vida (¡y así aprovecharlas!), a poner de lado etiquetas y juicios, y esa relajación del cuerpo mental nos protege del estrés, la ansiedad, la depresión.
  • Fortalece tu conexión contigo, tu eje interno. La gratitud te hace más fuerte, no sólo porque te hace sentirte más firme en tus decisiones, o porque te ayude a alcanzar las metas (que también), sino porque además te recuerda que tú estás al mando de tu mundo, de tus emociones, y que no dependes del otro para dar las gracias, que en ti hay siempre motivos para sentirte agradecido.

 

EN TU MUNDO CERCANO

  • Siempre estás proyectando hacia tu entorno, seas o no consciente. La gratitud fortalece tus relaciones al hacerte sentir más conectado. Nace esa conciencia de “vamos todos a una”, y ahí acoges a los que están a tu alrededor en esa energía.

EN NUESTRO MUNDO COMPARTIDO

  • Hace del mundo un lugar mejor. Como en la película “Cadena de favores” cuando tocas a alguien con esta energía de gratitud, o como cuando sonríes sin motivo aparente, lo contagias, lo expandes, y te conviertes en un generador de felicidad y luz a tu alrededor.

Paradójicamente, no es la felicidad lo que nos hace agradecidos; es la gratitud lo que nos hace felices.  Como explica David Steindl-Rast:

“todos conocemos personas que tienen todo lo necesario como para ser felices, y sin embargo no lo son, simplemente porque no están agradecidas por lo que tienen. Por otro lado, todos conocemos también personas con que no son para nada afortunadas, y sin embargo irradian alegría, simplemente porque aun en medio de su miseria son agradecidas. Así, la gratitud es la clave de la felicidad”

 

TIP #7:  Nota de Agradecimiento.  Busca cada día dos motivos (¡al menos!) para sentir gratitud: uno hacia la vida y otro a ti misma, cosas que no resulten evidentes ni una correspondencia debida (como una deuda que saldas diciendo gracias). Escribe cada motivo en un post-it y engánchalo en el espejo de tu baño. En unos pocos días, cada vez que veas el espejo te reflejarás en tu propia gratitud. ¡Cuéntanos cómo haces crecer el agradecimiento a tu alrededor!

Publicado en inspiración, Misterios Femeninos | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Las emociones, energía para la transformación

Construyendo sobre nuestra pasada intervención en SER Mujer de la Cadena Ser en la que compartimos sobre el cuerpo, en esta ocasión hablamos sobre las emociones.

Si el cuerpo físico tiene esa cualidad terrenal de materia (que de hecho se asocia al elemento tierra) y se centra en mi yo, en mi individualidad, el cuerpo emocional tiene su foco en el otro, en el entorno, y en la relación o vínculo que fluye hacia ese entorno. Y por eso el elemento que se asocia a las emociones es el agua.

Parece que en estos últimos tiempos el imperio de la razón está dando paso al reino de la emoción… como si eso fuese a equilibrar, compensar o resolver algo.

Queremos romper aquí una primera lanza por la desmitificación de las emociones y la preponderancia que están adquiriendo hoy en nuestro mundo, con la intensidad, la exageración, el histrionismo, la polarización, la manipulación, la dependencia y la adicción a todo ello que traen consigo cuando las concebimos en exclusividad. Caemos en el mismo error que ha sido poner la razón por encima y por delante de todo si lo único que buscamos y a lo único que atendemos es al juego emocional, porque cuerpo, emoción y mente son partes de un todo que trabaja de manera integrada al abrigo del alma.

Rompemos una segunda lanza a favor de desetiquetar las emociones, porque no hay emociones buenas y malas, positivas o negativas. Nos ayudaría mucho más ver las emociones como las aprenden hoy los niños, como colores, o como las notas musicales… frecuencias distintas que aportan cualidades y posibilidades diferentes. Es fácil caer en la tentación del rechazo por la incomodidad que nos causan algunas emociones, como por ejemplo la tristeza, pero la frecuencia de la tristeza es la misma que nos lleva a tocar nuestra profunda autenticidad.

Y eso nos lleva a romper nuestra tercera lanza por el regalo que nos traen las emociones y que suele pasar totalmente desapercibido: la sensibilidad. Tomar conciencia de nuestra sensibilidad a través de vivenciar cada emoción, darle el espacio que le corresponde, sentirla en nuestro cuerpo, percibir quizás su temperatura, textura, dinámica, color… como sea que se manifieste a través nuestro, pero reconocerla plenamente. Permitir sin reparos la experiencia emocional como esa energía, ese combustible que, especialmente en nosotras las mujeres, nutre toda nuestra expresión.

Hoy en día solemos tratar de mitigar las emociones o, en el otro extremo, exagerarlas. Seguimos en la dualidad y la polarización. Pero…  ¿y si hubiese la posibilidad de transformar una emoción?

imagen emociones

¡Sí! Puedo transformar las emociones pero, para ello, he de soltar las interpretaciones, juicios y etiquetas que les he puesto, dejar de creer que tienen poder sobre mí, que me definen o me identifican para pasar a verlas como lo que verdaderamente son: una forma de energía.

Y al flexibilizar esta perspectiva es cuando puedo liberar esa energía emocional y ponerla al servicio de la Conciencia. Ahí es cuando se convierte en combustible transformador de nuestra realidad.

¿Qué cómo se hace eso? De momento te dejamos el tip semanal para que empieces a practicar pero, si quieres experimentar y vivir el proceso en primera persona e incorporarlo en ti para siempre, eso es lo que trabajamos en el retiro de Misterios Femeninos Nivel I, cuya próxima edición es del 15-22 de junio 2019 en Mallorca (España). Ya están las inscripciones abiertas y puedes reservar aquí tu plaza.

¡Pongamos nuestras emociones a trabajar para transformar nuestra realidad!

 

TIP #6

La próxima vez que sientas una emoción (que te hagan enfadar, o que estés triste, o que sientas envidia, o que te embriague la felicidad, o que te atemorice algo…), respira hondo y empieza a quitar todos los post-it que te vienen con esa emoción (me gusta, es mala, no debo sentir esto, no es justo, no me lo merezco…). Después de limpiar de etiquetas esa emoción, búscala en tu cuerpo, dónde la sientes (quizás en la boca del estómago, o en el pecho, en el abdomen, en los riñones, como una tensión en las piernas, en la piel…). Y desde donde la sientas, mírala a ver cómo es, cómo se mueve, qué temperatura tiene, qué colores, qué texturas. Permanece ahí con tu emoción, reconociendo cada pequeño detalle, y da un paso más hacia tu interior y permítete descubrir la sutileza y la sensibilidad que esa emoción te ha regalado. ¿Qué te ha descubierto de tu sentir? ¡Disfruta del viaje con cada emoción!

 

Publicado en relaciones, SER Mujer con Marilena Estarellas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Sobre el cuerpo… o traer vida a tu casa

Cuando tratamos sobre el cuerpo solemos quedarnos en la superficialidad del cuerpo visible, lo físico, lo estético pero… hay otras realidades sobre nuestro cuerpo que habitualmente no consideramos. En nuestra más reciente participación en SER Mujer de la Cadena Ser estuvimos compartiendo sobre este tema.

imagen cuerpo

Probablemente la realidad más relevante que normalmente obviamos es que nuestro cuerpo es nuestra casa en esta vida, es el que nos sustenta, nos da estabilidad y donde deberíamos sentirnos en paz y totalmente cómodas. Pero… ¿cuántas veces nos sentimos así en nuestro propio cuerpo?

Lo cierto es que el cuerpo de la mujer ha sido históricamente usado, abusado, escondido o expuesto, tanto por el hombre como por la misma mujer.

Cuántas veces nosotras mismas rechazamos nuestro cuerpo, todo o alguna parte. Si algo de nuestro cuerpo no nos gusta nos llegamos a atacar emocional y mentalmente a través de críticas, rechazo, juicios, dietas, tratamientos estéticos, actividad frenética, atracones, abusos o carencias de todo tipo… hasta que convertimos nuestra casa en un edificio en ruinas. ¿Y quién quiere vivir en un edificio en ruinas?

¿Lo rehabilitamos entonces?

Claro que si hacemos ejercicio, nos alimentamos adecuadamente, descansamos lo que necesitamos, nos cuidamos, etc., nuestro cuerpo va a reaccionar positivamente. Pero no se trata tanto de reacondicionar lo que tenemos, sino más bien de establecer una relación diferente con tu cuerpo.

Sí, una relación diferente.

¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y te dijiste “me gusta”?  No eso de “me gusta, si sólo tuviera más o menos pecho, o menos caído…” ni tampoco “qué guapa, este vestido me hace menos caderas”. Sólo ME GUSTA.

Y más allá de gustar, ¿quieres a tu cuerpo? ¿Lo escuchas? ¿Lo respetas? Nos acompaña cada día, toda la vida, y estas preguntas sencillas ya suponen un retador cambio de perspectiva. Justamente este cambio de perspectiva es lo que nos permitirá “volver a casa”.

Pero… ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo volvemos a casa?

Siguiendo con el símil doméstico, ¿qué hacemos cuando llevamos una temporada incómoda en nuestra casa? Limpiamos, re-ordenamos, e incluso cambiamos muebles de sitio o compramos nuevos… Pues eso mismo tenemos que hacer con nuestro cuerpo:

  • LIMPIAMOS NUESTRO CUERPO-CASA. Cada vez que tengas un pensamiento negativo o pesado sobre tu cuerpo, límpiate ese polvo-pensamiento, apártalo de ti, déjalo ir y, en su lugar, envía una mirada de apreciación amorosa a la zona. Lo mismo cuando sientas una emoción conflictiva o densa sobre tu cuerpo: reviértela trayendo de vuelta a ti ese agradecimiento y esa ternura que sientes cuando acaricias algo o a alguien muy querido.
  • RE-ORDENAMOS nuestras prioridades, porque nuestro cuerpo, nuestro cuidado, nuestro bienestar, no pueden seguir ocupando el último lugar.
  • Cuando CAMBIAMOS DE MUEBLES miro qué necesito en casa, los recursos de qué dispongo, busco, comparo, dedico un montón de tiempo, de ilusión, de creatividad, y no me parece un esfuerzo pesado… ¡porque lo hago con ganas! Pues para mí, para mi cuerpecito hermoso, hago lo mismo. Le doy el tiempo y la atención que merece, lo cuido con ese mimo y ese detalle.

Lo que esto signifique dependerá de ti, de tus necesidades. Ya sea ir a la peluquería, cuidar tu alimentación, hacer ejercicio… o sencillamente recordarte lo importante que es este cuerpo que tanto te aguanta cada día, estar feliz y agradecida de que te sustente y acompañe.

Lo más importante es precisamente ese momento de escucha, de respirar profundo, llenarnos de aire con la conciencia de que estamos llevando oxígeno y vida a cada célula de nuestro cuerpo. Así traes vida a tu casa.

 

TIP #5

Aprovecha un momento cotidiano de tu día a día para tomar contacto con tu cuerpo desde este punto de vista de apreciación y gratitud. Por ejemplo, cuando te pongas crema hidratante, que ese acto sea un momento de conciencia en suavidad, de contactar con cada parte del cuerpo, cada célula, y le das a cada una ese mimo (además de la hidratación…).  Que cada caricia te ayude a recordar y valorar todo lo que tu cuerpo te aporta y las vivencias que te regala, lo que te posibilita, y le das las gracias internamente, como si fuese un guiño a ti misma…

Publicado en inspiración, personas, SER Mujer con Marilena Estarellas | Etiquetado , , , , | 1 Comentario