El tejido emocional en la empresa

El  pasado 18 de abril 2012 llevamos a cabo el taller “Sosteniendo el propósito”, una experiencia en torno a la gestión emocional que hacemos en la empresa.  Queremos desde aquí agradecer a todos los participantes que os prestasteis a entrar en los juegos que os planteamos, siempre retadores y tremendamente reveladores.

Nuestra premisa de partida es poner en valor la gestión relacional en la organización, pues las relaciones que generamos crean un tejido que sostiene (o no…) las operaciones de nuestra empresa, lo que aquí llamamos los procesos. A su vez, los procesos son el “organismo/sistema”  que diseñamos para alcanzar el propósito que dota de sentido a la empresa.  Y una empresa sin sentido, acabará por no ser…

Por tanto, una adecuada gestión relacional es una garantía de vida para la empresa.  Una inadecuada gestión relacional mata la empresa, el departamento, la institución pública, etc. Seguro que ya tenéis algún ejemplo en mente que lo ilustra…

En Femenino en Manifestación vemos que la gestión relacional es el campo de trabajo de las emociones en la empresa. Para una adecuada gestión relacional, lo primero entonces es tomar conciencia de las emociones que entran en juego. Y cuáááááááááánto nos cuesta eso… Nuestra tentación y escape es la racionalización (cum laude tenemos en esa lección…). Etiquetando las emociones y pensando sobre ellas… ¡creemos que ya las sentimos!

La aparición a finales de los años 90 de la psicología positiva y su aplicación en todas partes ha generado unas dinámicas que no nos acercan hacia el sentir. Todo lo contrario. Su ansia de optimismo aprendido y de prevención del malestar emocional (que es el que duele…) nos ofrece una experiencia tan parcial o limitada como lo fue centrarse en el estudio únicamente de la depresión y sus causas anteriormente.

Tratar sólo la psique es ignorar la también realidad física, emocional y espiritual del ser humano, al tiempo que nos mantiene en un plano intelectual-virtual, como en una versión digital de “el papel lo aguanta todo”. Engaño puro que nos acabamos creyendo.

Por otra parte, ceñirnos al aspecto positivo nos limita a la dualidad (positivo-negativo, bueno-malo, día-noche, tu-yo, crecer-decrecer…). Igual que no hay temperaturas buenas o malas, ni colores buenos ni malos, tampoco hay emociones buenas o malas, positivas o negativas. En los tres casos se trata de un rango de valores, un espectro de frecuencias. Si no damos espacio para la intensidad de las emociones que hemos etiquetado como negativas (tristeza, ira, miedo, etc.), estamos estrangulando también la experiencia de las emociones etiquetadas como positivas (alegría, amor, etc.).

Lo que conseguimos así es asfixiar nuestra experiencia como ser humano completo, castrando nuestra principal fuente de alimentación: la emoción (etimológicamente, emoción viene del latín emotĭo, que significa “movimiento o impulso”).

Es imperativo hoy, ya, re-conectar con la profundidad y autenticidad de nuestras emociones, especialmente con todo ese rango energético más cercano a la ira, la indignación, que nos hace hervir la sangre pero que seguimos aplacando. ¿Qué ha pasado si no después de un año de la primavera árabe y los movimientos de indignados por todo el mundo…? ¿Cómo puede ser que sigamos inertes, indiferentes, sumisos y resignados a todas las medidas supuestamente anti-crisis que se están tomando a todos los niveles político-económico-empresariales? ¿Cuánto más vamos a “tragar”?  

Cuando nos volvamos a sentir vivos por dentro seremos capaces de transformar nuestro mundo externo. Y seguramente ésta sea una de las claves del éxito del proceso en Islandia, que no se resignó y manejó su emocionalidad colectiva con responsabilidad.  Esta entrevista a Xavier Moret con motivo de su libro más reciente Islandia, la revolución bajo el volcán es un buen resumen de lo esencial.  Y este artículo del diario on-line La Independent acentúa lo que Xavier apunta sobre la contribución de las mujeres islandesas en todo el proceso.

Una vez conectamos con nuestra emocionalidad (mujeres, ¿empezáis a oler el papel crucial que jugamos nosotras ahí, para todos?), el reto es encauzar esta energía vital hacia la materialización coherente de lo que queremos. En particular en el ámbito relacional, queremos generar un tejido robusto y flexible a la vez, que sostenga nuestra organización en cooperación armónica activa tanto interna como externamente.

Nos encontramos en un momento histórico sin precedentes, donde disponemos de infinidad de modelos y herramientas con los que construir el mundo que queremos. No es necesario inventarnos nada nuevo, sólo combinar adecuadamente lo que ya tenemos. Y en este punto nosotras proponemos la fusión de lo mejor de la empresa familiar con lo mejor del modelo cooperativista.

Trabajamos el Protocolo Familiar como el documento básico que recoge los principios de la dinámica relacional que establecemos en la organización. Y el Consejo de Familia es la esencia del Consejo de Administración del siglo XXI. Es “el” órgano de decisión de la empresa y sus funciones van más allá de administrar. Como una buena madre, asume una íntegra responsabilidad para con todas las personas implicadas con la organización, de la familia que la empresa genera, como una parte de la familia planetaria que somos todos.

Por otra parte, las Naciones Unidas han declarado este año 2012 como el Año Internacional de las Cooperativas. Como dice Ban Ki-moon, el Secretario General, “las cooperativas recuerdan a la comunidad internacional que es posible aspirar a la viabilidad económica y la responsabilidad social simultáneamente”. Se trata de una forma jurídica que ya responde en sus fundamentos a premisas de valor humano como la solidaridad, igualdad, responsabilidad, esfuerzo, transparencia, compromiso con la comunidad, libertad y equidad. Algunos dicen que es un modelo de aplicación para colectivos desfavorecidos, comunidades en vías de desarrollo, mujeres, etc. Pues este es el mejor argumento para comprender que también es el modelo más robusto: si funciona bajo las condiciones más adversas, en condiciones más favorables su contribución será catártica.

Ahora ya sólo depende de nosotros, de lo que cada persona decida hacer, y desde dónde lo haga. Empezaremos a verlo en la próxima charla el día 2 de mayo, conmemorando (y recuperando…) 200 años después la energía de ese levantamiento… 

Anuncios

Acerca de Femenino en Manifestación

Materializamos la cualidad femenina en el mundo, en el mundo de los negocios y en nuestra convivencia cotidiana en comunidad. Mirando nuestro entorno con alma de mujer, acompañamos su transformación hacia el Cuarto Sector, pivotando sobre el Propósito que se expresa a través de Procesos sostenidos por Relaciones que generan Personas conscientes en servicio a su mundo.
Esta entrada fue publicada en inspiración, relaciones y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s