En certeza de extinción

La empresa planteada desde el ego… en certeza de extinción.

Con esta frase lapidaria iniciamos la última charla abierta de este ciclo inspirACCIÓN 2012 que ya está tocando a su fin.

A modo de crónica de una muerte anunciada, queremos evidenciar la urgencia ya de identificar el propósito interno y profundo de la empresa para articular inequívocamente alrededor de él todo lo que ocurra en la organización. Fuera ya no queda nada lo suficientemente fuerte para sostenerla (ni gobiernos, ni leyes, ni financiación, ni tan siquiera el mercado en general…). Sólo se sostendrá desde dentro, y lo que ahí hay son las personas que trabajan en/por la empresa.

Para hablar de las personas pusimos sobre la mesa lo que la persona ES: su sombra en forma de ego autómata, y su luz cuando el ego se flexibiliza. También abordamos el espacio físico y energético que la persona ocupa (o no…) en la empresa y, por tanto, su capacidad de llenarla y animarla*. Todo depende de la habilidad individual de cada miembro de la empresa de estar en sí, de permanecer centrado aunque todo en su entorno esté cambiando. Es decir, la empresa sólo puede (y siempre lo hace…) reflejar la vitalidad y plenitud de las personas que la conforman.

Las personas “somos”, más allá del ego, aunque lo necesitamos como ese traje o vehículo para interactuar aquí.  Y esta estructura que es el ego tiene dos modos de funcionamiento:

  • Modo autómata: cuando es inconsciente. El ego autómata nos convierte en marionetas a merced de personas, criterios y dinámicas ajenos a lo que somos en esencia. Hay una rigidez y un servilismo inevitable a lo externo cuando estamos en modo de ego autómata. Es el modo más habitual.
  • Modo flexible: cuando tomamos conciencia del traje que nos hemos puesto, de la utilidad que tiene para nosotros, y lo usamos al servicio de lo que somos en esencia. En el modo flexible transfiero el punto de referencia a mí misma y desde ahí me oriento a la situación, me río de mi misma, y hay un sentido de alegría y libertad. Poco de eso hoy en día, verdad?

Desde Femenino en Manifestación acompañamos en la flexibilización del ego de las personas y, por tanto, también el de las empresas donde trabajan.  Porque, dejémonos de historias…, las empresas no son más que sus personas.  Así de sencillo y así de complejo al mismo tiempo.

La empresa es el conjunto de personas que la habitan. Si las personas no “ocupan” la empresa, la empresa está vacía.  Visto así, el absentismo laboral se torna un síntoma crítico para la vitalidad de la organización.

Igualmente, si la persona no se habita a sí misma, está vacía. O, si no se cuida/equilibra en esencia, se va vaciando con el desgaste propio de cada trabajo, como por ejemplo expresó Pep Guardiola  al comunicar hace unos días que dejaba de ser entrenador del FC Barcelona.

Salvando las distancias con Pep, y en un ejercicio de íntima honestidad, ¿en cuántos puestos de trabajo hemos estado que sí, estamos de cuerpo presente, pero… poco más? Es el absentismo psicológico, menos evidente que el físico pero mucho más frecuente. Nos auto-justificamos poniendo la mano a final de mes por la necesaria nómina mientras realmente nuestra cabeza quiere ocuparse de otras cosas, nuestra pasión nos hace meter horas infinitas fuera de la oficina en un sueño que no nos deja dormir, y nuestro cuerpo se enferma o lastima recogiendo toda la frustración autoimpuesta por nuestro ego autómata.

Si me preocupa el nivel de motivación de mi gente (muy frecuente hoy), quizás realmente me debiera preguntar: ¿qué hago o dejo de hacer -o desde dónde lo estoy haciendo- para que mi equipo no esté aquí presente, no ocupe plenamente cada uno su puesto y sea la auténtica alma de la organización?  (una pregunta especialmente dolorosa planteada en el contexto de la Administración Pública…)

Y es que el cuerpo físico (la fisicalidad) existe para ser habitada, habitada por lo que realmente somos.

“No somos seres humanos atravesando una experiencia espiritual; somos seres espirituales viviendo una experiencia humana”.             Pierre Teilhard de Chardin
 
 

Si asimilamos el ego autómata a un muro (esa estructura que construimos inconscientemente tapando y constriñendo lo que somos realmente), el proceso de flexibilizarlo consiste en tirar abajo ese muro, conscientemente, con absolutamente todo nuestro poderío físico, emocional y mental, desde la experiencia de conexión de ese ser espiritual nuestro con su propósito. Esto es lo que empezaremos a hacer en el taller “Integrando nuestros propósitos” el próximo día 16 de Mayo 2012.

Y lo siguiente que haremos en este taller será volver a aprender a mirar. Porque no basta con habitar el cuerpo o la empresa. Si de verdad queremos darle la vuelta a la tortilla de la crisis, hemos de ir un paso más allá y cruzar los filtros a través de los que miramos. En cómo nos miramos a nosotros mismos y a las personas en nuestra empresa tenemos otra clave. Podemos ver (a) lo que la persona hace, (b) la función que tiene o (c) lo que realmente es.

Más allá de picar facturas, atender llamadas, servir cafés en una terraza, hacer camas, fabricar zapatos… (lo que hacemos)

Más allá de ser contable, ejecutivo, cocinero, abogado, taxista, terapeuta, inversor… (la función que tenemos como una etiqueta que nos hemos impuesto)

Más allá y más adentro de esas caras del ego autómata que hace cosas y se impone etiquetas… más allá de todo eso…  “somos”, y eso “es más que suficiente” como nos dice Unai:

Pero hoy no estamos actuando desde lo que somos. Hoy hago para tener y, según lo que tengo, creo que soy.  Es crítico revertir esta dinámica y brindarnos la libertad de Ser, para hacer en coherencia y de ahí materializar el tener.

En cuanto al género femenino, las mujeres en general y las profesionales en particular tenemos delante nuestro un tremendo reto y una enorme responsabilidad en relación al reconocimiento profundo de lo que somos y nuestra actuación aquí y ahora desde ese Ser Mujer.

El 57,5% de las mujeres piensan que tienen una forma de dirigir diferente a la de los hombres, y el 55% considera que es necesario incorporar en las empresas ese estilo de liderazgo (según el estudio “La Mujer Profesional en el Siglo XXI” realizado por Womenalia).

Dejando para otra ocasión la resignación de ese 45% de mujeres que no moverían un dedo por hacer las cosas a su manera (por cierto, tan legítima como la de otros…), ¿cómo puede ser que el 100% de las mujeres NO sea consciente de que dirige de una manera diferente a un hombre?  Si planteásemos la pregunta en el entorno doméstico, ¿cuántas diríamos que dirigimos la casa de otra forma a cómo lo hace un hombre? El entorno no importa porque lo que importa es lo que somos, y eso lo somos todo el tiempo, en casa, en la oficina, con los amigos, en la playa, en el aeropuerto…

Mientras sigamos ciegas o anestesiadas a los que somos, viendo únicamente lo que hacemos o las etiquetas que nos ponemos (o dejamos que nos pongan), serán inútiles todas las reivindicaciones, leyes de conciliación, cuotas, planes de igualdad, programas de promoción de liderazgo de la mujer, etc. Siempre estará faltando lo esencial: que vivamos nuestra experiencia de Ser Mujer.

Y al contrario, cuando vivimos plena y conscientemente nuestro espacio interior, ahí empezamos a habilitarnos para manifestar nuestro Ser Mujer también en el exterior, más allá de políticas de igualdad y demás artificios. Reconozcámoslo:  nosotras no las necesitamos, igual que no es necesario que “hagamos” nada para ser mujer. YA LO SOMOS. Basta que tomemos íntima conciencia viva de ello.

*Animar: dar vida o aliento a algo
Anuncios

Acerca de Femenino en Manifestación

Materializamos la cualidad femenina en el mundo, en el mundo de los negocios y en nuestra convivencia cotidiana en comunidad. Mirando nuestro entorno con alma de mujer, acompañamos su transformación hacia el Cuarto Sector, pivotando sobre el Propósito que se expresa a través de Procesos sostenidos por Relaciones que generan Personas conscientes en servicio a su mundo.
Esta entrada fue publicada en inspiración, personas y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a En certeza de extinción

  1. Queremos compartir aquí la entrada del 3 de mayo 2012 del blog de La Mujer Interior, que desarrolla el camino hacia ese reconocimiento profundo de lo que la mujer es:

    http://lamujerinterior.wordpress.com/2012/05/03/conocete-i/

  2. Pingback: El ego flexible: la base de la Gestión de Personas del s. XXI | Sintiendo nuevas soluciones…

Responder a Femenino en Manifestación Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s