#50shadesofgrey 0 – 1 #theoryofeverything

Lo que viene a continuación nace en los días previos al estreno de 50 sombras de Grey, junto a la ansiedad y expectación colectivas que genera. Se siente algo “feo” en el ambiente… Algo ante lo que no puedo quedarme impasible porque, como suele ocurrir, vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga en el propio. Aquí nos hacen ver las 50 sombras de Grey mientras permanecemos ciegas a las -por lo menos- 50 sombras propias…

Sí, es cierto, escribo sin haber leído el libro y sin haber visto la película; no soy de ese “tipo” de románticas, no. Y han sido dos decisiones muy conscientes, por pura higiene energética. Quizás eso me deslegitime como crítica de estas creaciones, pero tampoco es eso lo que pretendo.

Lo cierto es que no necesito nada más que ser mujer para expresar y compartir mi parecer, que me huelo será el de muchas más, aunque todavía no estemos hablando suficientemente alto ni claro…

Esa es nuestra sombra#1: callamos.

Demasiadas veces callamos ante lo que sabemos está mal, y eso sombra#2 nos hace cómplices de aquello que (demasiado) íntimamente tratamos de erradicar.

Nosotras también nos hemos creído, como todos, eso de la libertad, que cada uno es libre de hacer, decir… pero eso es sólo la excusa para sombra#3 mantenernos al margen, sombra#4 perpetuar nuestra indulgencia -tan dolorosa para todas nosotras en el fondo-, sombra#5 hacernos las víctimas, y sombra#6 no asumir la responsabilidad real que tenemos en que las cosas sean hoy como son.

sombra#7 Nos quejamos… pero se nos va la fuerza por la boca.  sombra#8 Caemos en la trampa de la liberación sexual ignorando que no puede haber mayor esclavitud que la que no vemos.

sombra#9 Hemos “comprado” la monopolización sexual de todo en estos últimos coletazos decadentes del ciclo masculino que acaba. Y también sombra#10 eso de que somos damiselas en apuros que necesitan ser salvadas por un príncipe. Menos mal que las generaciones que suben ya despertaron de ese cuento.

sombra#11 Esperamos que otros nos definan, sombra#12 nos completen, sombra#13 nos den permiso, sombra#14 nos digan qué hacer, y sombra#15 nos digan cómo hacerlo.

sombra#16 Hemos permitido desconectarnos de nuestra esencia, de lo que somos, hasta el absurdo de sombra#17 reclamar con uñas y dientes una igualdad imposible, sombra#18 renunciar a nuestra naturaleza, sombra#19 quedarnos en lo superficial, y sombra#20 obsesionarnos con la imagen sombra#21 aterradas de nuestra propia profundidad.

sombra#22 Paralizadas y congeladas ante nuestra emocionalidad, o sombra#23  histéricas perdidas, a merced de ella, sombra#24 otorgamos nuestro poder a cualquiera que pase que nos resuelva la papeleta, sombra#25 vendiéndonos por el más mínimo reconocimiento que nosotras no nos damos o sombra#26 adoptando como propias cualidades que trae el hombre, como la competición, territorialidad y ostentación del poder.

sombra#27 Hemos comprado ese discurso, y sombra#28 nos esforzamos tanto por perpetuarlo… sombra#29 creyendo que quizás nos haga libres.

sombra#30 ¡¡¡Ilusas!!!

sombra#31 Nos atemoriza mirarnos realmente, vernos así, sombra#32 igual que nos atemoriza mirarnos al espejo y descubrir algo que no nos gusta.

sombra#33 Nos creemos vulnerables porque sólo vemos la evidente y real vulnerabilidad física, pero es que sombra#34 seguimos ciegas al resto de nuestra realidad.

sombra#35 Seguimos viéndonos solas, aisladas, mientras sombra#36 nos cuesta horrores, nos da miedo, conectarnos de corazón con los demás, sombra#37 especialmente con otras mujeres a las que muchas veces sombra#38 miramos más desde la envidia y los celos en lugar de ver a una hermana.

Hemos llegado a un punto tan ridículo pero habiendo aprendido tan bien la lección que sombra#39 una mujer es capaz de asumir las posiciones, criterios, modo de funcionar y deseos de un hombre como si fuesen propios. Y sombra#40 se vanagloria por ello cuando en realidad sombra#41 no hay más que degradación y  humillación, como 50 sombras de Grey lleva perfectamente al extremo:

  • sombra#42 Sexo como un fin, disfrazado de libertad
  • sombra#43 Sexo que lo tiñe todo, disfrazado de emancipación
  • sombra#44 Sexo competitivo, disfrazado de empoderamiento
  • sombra#45 Sexo transaccional, una trampa para cazar a las personas y sus afectos, para vender libros, películas, coches, colonias, programas de televisión…

La manipulación es retorcida cuando se programa el estreno mundial y simultáneo de la película para el día de San Valentín, induciéndonos a creer que es una historia de amor; un “romance para adultos” o “romance provocativo” como define su autora (anda que no… que todo esto venga de una mujer… manda ovarios…).  Porque, claro, sombra#46 nos hemos creído que, si nos sometemos adecuadamente, encontraremos el amor verdadero. Como cuentan aquí,”podríamos resumir 50 sombras de Grey en que es una historia aburridísima sobre el pene de un señor y su firme creencia de que la protagonista ha de someterse a él porque de eso va el mundo.”

cartel 50 sombras Grey

Y el subtítulo de “pierde el control” que llega como un sucedáneo de ese viciado “fluye” que nos persigue por todas partes para sombra#47 dejarnos llevar por la sensación del momento… penosamente disociada de nuestra percepción y elección consciente por seguir la intuición, nuestro ver-saber-osar auténtico y profundo.

En definitiva, sombra#48 compramos violencia disfrazada de amor!!!! Es espeluznante que sombra#49 no veamos lo que dejamos a las siguientes generaciones como madres de todos que somos, a pesar de que hasta los profesionales dan la señal de alarma ante la sombra#50 “normalización” de relaciones insanas.

Una película donde la protagonista no tiene claro que haya sido acertado aceptar el papel, que ha pedido a su familia que no la vaya a ver, que describe el rodaje como doloroso y que necesita quitarse el shock de algunas secuencias con un vaso de vino al llegar a casa… sombra#ofertadeldía ¿podemos infligirnos más daño?

Y mientras nos liamos con las sombras, seguimos ciegas a nuestra luz, esa que pone nuestro poderío a trabajar, juntas, por darle la vuelta a la tortilla de este mundo tan enfermo.

Si quieres ver en el cine una historia de amor auténtica, de verdadero amor a la vida más allá del cuerpo, del espacio y del tiempo, mejor ves a ver esta (o lees el libro). ¡Que no te la cuenten!

Anuncios

Acerca de Femenino en Manifestación

Materializamos la cualidad femenina en el mundo, en el mundo de los negocios y en nuestra convivencia cotidiana en comunidad. Mirando nuestro entorno con alma de mujer, acompañamos su transformación hacia el Cuarto Sector, pivotando sobre el Propósito que se expresa a través de Procesos sostenidos por Relaciones que generan Personas conscientes en servicio a su mundo.
Esta entrada fue publicada en inspiración, relaciones y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s