Despertando de dolor

Mientras las víctimas de los atentados en París todavía están calientes, mientras sus familiares y amigos los buscan desesperadamente, mientras la ciudad se silencia… las redes sociales se inundan de tristeza y deseos de paz mundial desde el burladero que es la pantalla en la trinchera del sofá, y gotean las comparecencias de los “líderes mundiales” tratando de disimular su desconcierto, su impotencia y su pavor ante la evidente vulnerabilidad.

La vulnerabilidad que siente hoy París, Francia, Europa, Occidente, el mundo… esa es la vulnerabilidad con la que convivimos diariamente las mujeres. La sensación de que estás a merced de no sabes muy bien qué dinámica absurda e incomprensible que te ignora, anula, agrede y viola sistemáticamente, insensible, ciega y vacía de cualquier resquicio de humanidad.

Jodido. Muy jodido, sí.

Pero aquí estamos, reconociéndonos tan vulnerables como nutridas y llenas de la mayor de las fuerzas: la Vida que somos… y damos.

Esa Vida que late en nosotras clama que nuestra “protección” ante esa vulnerabilidad reside en la claridad, el coraje, la comprensión y la determinación, nuestra propia fe en nosotras mismas y nuestro trabajo juntas por la Vida.

Y eso es lo que sentimos que hemos de trasladar al mundo hoy, infundir a nuestro mundo hoy.

Claridad para discernir de qué se tratan estos ataques realmente. Desgarradores, brutales y crueles llamados a la humanidad y sensibilidad que hemos perdido. Claridad para no dejarse llevar por tantos “anti-lo que sea” que aparecen por doquier y que nada tienen que ver con el propósito de despertarnos de dolor.

Coraje para poner la Vida en común por delante de todo. Sin excusas. Sin dilaciones. Sin condiciones. Sin adjetivos. Nada hay si no hay Vida.

Comprensión profunda de la realidad, más allá de superficiales y enredados argumentos religiosos, económicos, geo-políticos, conspiranóicos, de falsa bandera, del nuevo orden mundial, etc., como lo que algunos hombres y mujeres ya empiezan a compartir.  Mapa de conflictos mundiales hoyEste mapa de la ignominia nos recuerda que París (Francia, el corazón de Europa…) entra a formar parte de una penosa lista de campos de batalla que ignoramos hasta que nos los meten en el salón de casa.

¿Qué hay de esa comprensión genuina de las partes, comprensión verdadera de lo que nos une más allá de lo que nos empeñamos que nos separe?

Lista de países atacadosDeterminación de todas las instituciones y órganos supranacionales, nacionales y locales (e incluso en nuestra propia casa) por cambiar REALMENTE la dinámica de convivencia planetaria. Determinación sustentada por la claridad, el coraje y la comprensión para no caer en el ojo por ojo y diente por diente que ya vemos que nos llama de nuevo… Los bombardeos de Francia y EEUU en Raqqa sólo perpetúan la ignominia y el drama.

En particular, demandamos y reclamamos la determinación del Secretario General de las Naciones Unidas, de la Presidenta de la Corte Penal Internacional, del Presidente del Consejo Europeo, del Presidente de la Comisión Europea, de los Presidentes europeos, de sus Ministros de Defensa, sus Ministros del Interior, sus Ministros de Exteriores por ubicarse internamente en otro lugar que les lleve a hacer algo diferente, porque haciendo lo mismo ya sabemos a dónde nos abocan.

Syria hoy

EXIGIMOS claridad, coraje, comprensión y determinación y, por supuesto, damos también nuestra claridad, coraje, comprensión y determinación, la de todas las mujeres que sabemos que esto de vivir aquí va por otro lado… Infinidad de veces me pregunto: “¿qué pasaría si todos esos puestos de responsabilidad supranacionales y nacionales estuviesen ocupados por mujeres?”. Permíteme que insista: estoy convencida de que nosotras juntas encontraríamos nuevas vías…

Claridad, coraje, comprensión, determinación

Seguramente de manera irremediable,  cuando se pase el shock inicial y volvamos a nuestras rutinas, veremos París lejos y volverá la anestesiada indiferencia.

Hemos de ser capaces de superar ese punto de rabioso calentón inicial de venganza y acomodado “sopor planetario” después, porque no se trata de París… ni siquiera de toda esa lista de ciudades, ni del mapa de la ignominia… sino del mundo que creamos con cada uno de nuestros pensamientos, con la cualidad de nuestras acciones… y con nuestras omisiones.

Y si París no nos basta para despertar, tranquilos que habrá nuevas y más dramáticas oportunidades para ello, seguro.

Que no las necesitemos.

De Karuna Ezara Parikh

Karuna Ezara Parikh (November 2015)

Anuncios

Acerca de Femenino en Manifestación

Materializamos la cualidad femenina en el mundo, en el mundo de los negocios y en nuestra convivencia cotidiana en comunidad. Mirando nuestro entorno con alma de mujer, acompañamos su transformación hacia el Cuarto Sector, pivotando sobre el Propósito que se expresa a través de Procesos sostenidos por Relaciones que generan Personas conscientes en servicio a su mundo.
Esta entrada fue publicada en inspiración, relaciones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s