Construyendo sororidad

La semana pasada en la radio compartimos sobre la sororidad.

Sororidad viene de “soror”, hermana en latín. Hoy en día se usa para describir algo así como una alianza política y social entre mujeres para lograr su empoderamiento pero… eso se queda muy corto desde la perspectiva de la Escuela de Misterios Femeninos.

Si nos quedamos ahí nos mantenemos en el hacer cuando la sororidad tiene una acepción mucho más profunda y amplia desde la perspectiva del ser.  Desde aquí lo vemos como el aspecto femenino de la hermandad, y no como una lucha contra lo masculino sino más bien como esa cualidad identificativa propia femenina.

Esas dinámicas hoy que buscan dar voz y visibilidad a la mujer, a su perspectiva y a su acción reflejan la necesidad de reconocer el valor de la esencia femenina, empezando por nuestro propio e íntimo reconocimiento de lo que somos. De lo que somos nosotras, sin más, ni en comparación ni contra el hombre, sino más bien viéndonos y honrándonos a nosotras mismas.

Y se pone en práctica a través de muchos ejemplos en todo el planeta.  Una muestra de lo que nos une, traído al aquí y ahora, podemos verla en el movimiento #METOO con todas esas mujeres que empezaron denunciando abusos en Hollywood, víctimas y no víctimas porque, cuando dañan a una, nos dañan a todas.

O el WomanWagePeace, iniciado por mujeres israelíes para promover un acuerdo político que asegure una paz estable y duradera con el pueblo palestino.

Y recientemente el movimiento ELENÃO en Brasil, en contra del candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro, miles de mujeres unidas contra el resurgimiento de prejuicios de todo tipo, no sólo contra la mujer.

En todos estos ejemplos por todo el planeta queda patente la misma raíz, el mismo impulso: la mujer se levanta POR ELLA Y POR TODOS, en el espíritu que responde a esa esencia más pura de la mujer descrita en aquello de que “cuando una mujer avanza, nadie queda atrás”.

Pero… estos temas tan globales ¿no están muy lejos de mí? ¿Me afectan a mí, a mi día a día?

Lo cierto es que cada pequeño gesto suma. Cada vez que reconocemos el valor de otra mujer, que honramos lo que es, que le brindamos ese espacio para traer su cualidad al mundo, eso suma para todas las mujeres, para cada una de nosotras. Porque también, cuando una crece, crecemos todas.

imagen sororidadPor eso, dejemos atrás de una vez por todas ese mito de que las mujeres competimos entre nosotras, el mito de que nos envidiamos y rivalizamos siempre, como si estuviese en nuestro ADN.  Es algo que hemos aprendido a hacer para movernos por este mundo todavía tan competitivo, sí, pero no es lo que somos, no es nuestra esencia (aunque a veces hasta nos venga bien que nos lo creamos…).  Seamos Thelma y Louise, que ya nadie se cree el cuento de la madrastra y Blancanieves!!!!

Y ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo pasamos página a eso?  Pues mimando los pequeños gestos, las oportunidades cotidianas, y tomando conciencia de cómo nos nutre y llena la conexión y el tiempo compartido con otras mujeres, cuidando nuestro “jardín de amigas”.

Por eso os dejamos en esta ocasión dos tips para practicar la sororidad, para que la vivas y puedas transmitirla a tu familia, a tus amigas, a tus hijas, para que la construyamos juntas, y así crecer las generaciones futuras en sororidad natural.

 

TIP #3

Cada vez que te surja la tentación de competir con otra mujer trata por un momento de ver la mujer que es, no lo que hace o lo que dice.  Párate y ve/siente la mujer que tienes delante más allá de todo eso, reconócela y recuérdate que “no somos rivales; no estoy aquí para competir contigo”. Eso os dará a ambas una perspectiva de colaboración, de “sumar para nosotras” que probablemente establezca nuevos parámetros de relación.

 

TIP #4

Llama a una amiga a la que hace tiempo que no ves, o quizás a otra que hace poco conociste, y simplemente ves a hacer un café con ella… Compartíos desde ese reconocimiento mutuo, y nutríos una a la otra del placer de SER MUJER ENTRE MUJERES.

Anuncios

Acerca de Femenino en Manifestación

Materializamos la cualidad femenina en el mundo, en el mundo de los negocios y en nuestra convivencia cotidiana en comunidad. Mirando nuestro entorno con alma de mujer, acompañamos su transformación hacia el Cuarto Sector, pivotando sobre el Propósito que se expresa a través de Procesos sostenidos por Relaciones que generan Personas conscientes en servicio a su mundo.
Esta entrada fue publicada en inspiración, Misterios Femeninos, SER Mujer con Marilena Estarellas y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s