Sobre el cuerpo… o traer vida a tu casa

Cuando tratamos sobre el cuerpo solemos quedarnos en la superficialidad del cuerpo visible, lo físico, lo estético pero… hay otras realidades sobre nuestro cuerpo que habitualmente no consideramos. En nuestra más reciente participación en SER Mujer de la Cadena Ser estuvimos compartiendo sobre este tema.

imagen cuerpo

Probablemente la realidad más relevante que normalmente obviamos es que nuestro cuerpo es nuestra casa en esta vida, es el que nos sustenta, nos da estabilidad y donde deberíamos sentirnos en paz y totalmente cómodas. Pero… ¿cuántas veces nos sentimos así en nuestro propio cuerpo?

Lo cierto es que el cuerpo de la mujer ha sido históricamente usado, abusado, escondido o expuesto, tanto por el hombre como por la misma mujer.

Cuántas veces nosotras mismas rechazamos nuestro cuerpo, todo o alguna parte. Si algo de nuestro cuerpo no nos gusta nos llegamos a atacar emocional y mentalmente a través de críticas, rechazo, juicios, dietas, tratamientos estéticos, actividad frenética, atracones, abusos o carencias de todo tipo… hasta que convertimos nuestra casa en un edificio en ruinas. ¿Y quién quiere vivir en un edificio en ruinas?

¿Lo rehabilitamos entonces?

Claro que si hacemos ejercicio, nos alimentamos adecuadamente, descansamos lo que necesitamos, nos cuidamos, etc., nuestro cuerpo va a reaccionar positivamente. Pero no se trata tanto de reacondicionar lo que tenemos, sino más bien de establecer una relación diferente con tu cuerpo.

Sí, una relación diferente.

¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y te dijiste “me gusta”?  No eso de “me gusta, si sólo tuviera más o menos pecho, o menos caído…” ni tampoco “qué guapa, este vestido me hace menos caderas”. Sólo ME GUSTA.

Y más allá de gustar, ¿quieres a tu cuerpo? ¿Lo escuchas? ¿Lo respetas? Nos acompaña cada día, toda la vida, y estas preguntas sencillas ya suponen un retador cambio de perspectiva. Justamente este cambio de perspectiva es lo que nos permitirá “volver a casa”.

Pero… ¿cómo lo hacemos? ¿Cómo volvemos a casa?

Siguiendo con el símil doméstico, ¿qué hacemos cuando llevamos una temporada incómoda en nuestra casa? Limpiamos, re-ordenamos, e incluso cambiamos muebles de sitio o compramos nuevos… Pues eso mismo tenemos que hacer con nuestro cuerpo:

  • LIMPIAMOS NUESTRO CUERPO-CASA. Cada vez que tengas un pensamiento negativo o pesado sobre tu cuerpo, límpiate ese polvo-pensamiento, apártalo de ti, déjalo ir y, en su lugar, envía una mirada de apreciación amorosa a la zona. Lo mismo cuando sientas una emoción conflictiva o densa sobre tu cuerpo: reviértela trayendo de vuelta a ti ese agradecimiento y esa ternura que sientes cuando acaricias algo o a alguien muy querido.
  • RE-ORDENAMOS nuestras prioridades, porque nuestro cuerpo, nuestro cuidado, nuestro bienestar, no pueden seguir ocupando el último lugar.
  • Cuando CAMBIAMOS DE MUEBLES miro qué necesito en casa, los recursos de qué dispongo, busco, comparo, dedico un montón de tiempo, de ilusión, de creatividad, y no me parece un esfuerzo pesado… ¡porque lo hago con ganas! Pues para mí, para mi cuerpecito hermoso, hago lo mismo. Le doy el tiempo y la atención que merece, lo cuido con ese mimo y ese detalle.

Lo que esto signifique dependerá de ti, de tus necesidades. Ya sea ir a la peluquería, cuidar tu alimentación, hacer ejercicio… o sencillamente recordarte lo importante que es este cuerpo que tanto te aguanta cada día, estar feliz y agradecida de que te sustente y acompañe.

Lo más importante es precisamente ese momento de escucha, de respirar profundo, llenarnos de aire con la conciencia de que estamos llevando oxígeno y vida a cada célula de nuestro cuerpo. Así traes vida a tu casa.

 

TIP #5

Aprovecha un momento cotidiano de tu día a día para tomar contacto con tu cuerpo desde este punto de vista de apreciación y gratitud. Por ejemplo, cuando te pongas crema hidratante, que ese acto sea un momento de conciencia en suavidad, de contactar con cada parte del cuerpo, cada célula, y le das a cada una ese mimo (además de la hidratación…).  Que cada caricia te ayude a recordar y valorar todo lo que tu cuerpo te aporta y las vivencias que te regala, lo que te posibilita, y le das las gracias internamente, como si fuese un guiño a ti misma…

Anuncios

Acerca de Femenino en Manifestación

Materializamos la cualidad femenina en el mundo, en el mundo de los negocios y en nuestra convivencia cotidiana en comunidad. Mirando nuestro entorno con alma de mujer, acompañamos su transformación hacia el Cuarto Sector, pivotando sobre el Propósito que se expresa a través de Procesos sostenidos por Relaciones que generan Personas conscientes en servicio a su mundo.
Esta entrada fue publicada en inspiración, personas, SER Mujer con Marilena Estarellas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sobre el cuerpo… o traer vida a tu casa

  1. Pingback: Las emociones, energía para la transformación | Femenino en Manifestación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s